Mirame Tv

Canarias, un año más a la cola en el desarrollo de los Servicios Sociales

Aunque suben al puesto 14 de 17 CCAA, las islas siguen estando entre las comunidades con una evolución “irrelevante” // Canarias es una de las comunidades “más ineficientes” con una cobertura “muy baja” respecto a la inversión de dinero público // Las rentas mínimas de inserción sólo alcanzan en las islas al 4,6% de la población bajo el umbral de la pobreza pese a que la media estatal es del 8% // Sólo reciben  atención el 5,34% de la población potencialmente dependiente, la mitad de la media estatal y la tasa de desatención es de las más elevadas de España //  Canarias es deficitaria en la mayor parte de servicios sociales para personas mayores, especialmente en plazas residenciales públicas y teleasistencia // La debilidad de las estructuras básicas de Servicios Sociales en el ámbito local se demuestra  con un profesional por cada 3.155 habitantes frente a los 2.348 de la media estatal


Canarias sigue estando a la cola del país en el Desarrollo de los Servicios Sociales que deben realizar las administraciones públicas, ocupando el puesto 14 de las 17 Comunidades Autónomas, según el Indice DEC 2018 que ha presentado este mismo lunes la Asociación estatal de Directoras y Gerentes en Servicios Sociales. En el análisis pormenorizado de cada Comunidad Autónoma, las islas vuelven a repetir una clasificación global de desarrollo “irrelevante” y, aunque existe una “clara mejoría” en las dos primeras letras del índice ‘DEC’ (Derechos y Ordenación del Sistema y Relevancia Económica) que sirven para subir un puesto en la comparativa con el resto de comunidades frente al año anterior, sigue acusando graves déficits en última letra, que es la que se refiere a la cobertura efectiva de prestaciones y servicios; es decir, que pese a que ha mejorado el sistema y hay más dinero público, los servicios sociales siguen sin llegar a quien deben.

Según el informe presentado y publicado hoy,  “la cobertura efectiva de prestaciones y servicios (C) en Canarias sigue siendo muy baja en relación con la media estatal” y “sólo destaca positivamente en servicios para personas con discapacidad, tanto en plazas residenciales, con una cobertura de 2,06% frente a 1,47% de media estatal, y en centros de día y ocupacionales, con 4,34% frente a 2,67% de media estatal”.  

La debilidad de las estructuras básicas de servicios sociales en el ámbito local se puede observar al ver que sólo se cuenta con un profesional por cada 3.155 habitantes en Canarias, cuando la media estatal es de un profesional por cada 2.348 habitantes. Se da la circunstancia de que, en el periodo 2009-2012, la situación era prácticamente la contraria y Canarias tenía casi 1000 habitantes por profesional menos que la media estatal.

Además, en Canarias solo reciben atenciones del Sistema de atención a la dependencia el 5,34% de su población potencialmente dependientes, casi la mitad de la media a nivel estatal que es del 10,07%. La tasa desatención -Limbo de la dependencia- es del 29,3%, una de las más elevadas de España, siendo la media estatal de 19,2%.

Otro de los déficits se acusan en las Rentas Mínimas de Inserción en Canarias que sólo alcanzan al 4,6% de su población bajo el umbral de la pobreza, mientras que la media estatal es del 8,0%.

Además, Canarias es deficitaria en la mayor parte de servicios sociales para personas mayores, en especial en plazas residenciales de financiación pública, con una cobertura del 1,20%, siendo la media estatal de 2,47%, en ayuda a domicilio, con 3,67% frente a 4,20% y en teleasistencia, con 1,77%, una cifra que también sigue “muy por debajo del 9,29% de media estatal.

La Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales reconoce una mejora en los Derechos y Ordenación del Sistema (D) “derivada de la integración de las entidades locales en el Sistema de Atención a la Dependencia” y que no ha incluido la reciente aprobación de la Ley de Servicios Sociales en este año 2019 por lo que habrá que esperar al ‘Índice DEC 2019’ para ver si su aplicación durante un año produce cambios relevantes en el desarrollo de los servicios sociales en Canarias.

Por otro lado, destaca el informe  “la mejora notable” en inversión por habitante y año, el porcentaje de esta inversión sobre el PIB regional, y sobre el presupuesto total pero recuerda el informe DEC 2018 vuelve a recordar otro año más que “gastar más no es necesariamente hacerlo mejor”, una frase que tiene un ejemplo en Canarias donde las mejores en Derechos, Ordenación del Sistema y, sobre todo, en Relevancia Económica, no están teniendo reflejo en la cobertura efectiva de prestaciones y servicios, lo que convierte a Canarias en una de las comunidades más “ineficientes”.  

Es "urgentísima" una ordenación territorial

Este desequilibrio que presente Canarias “hace que sea urgentísima una ordenación territorial en la que los Cabildos Insulares los grandes municipios y el Gobierno Canario alcancen un pacto estratégico global hacia un modelo vertebrado de servicios sociales que va mucho más allá de la mera delegación de competencias”.

Ente otras recomendaciones que hace la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales está la de mejorar la dotación de sus estructuras básicas de servicios sociales, avanzar en la aplicación de la Ley de la Dependencia, incrementar la extensión y la cuantía de las Rentas Mínimas de Inserción y los servicios para personas mayores, tanto las plazas residenciales de financiación pública, como la ayuda a domicilio y la teleasistencia. “No obstante, por encima de la necesidad de mayor inversión, el mayor reto que tiene ante sí la Comunidad Canaria es de índole organizativa, racionalizando y haciendo sinérgico el funcionamiento de las administraciones”.

La portada de este índice DEC 2018 recuerda que "existen diversos estudios que miden y valoran la pobreza y la desigualdad, o determinados aspectos  relacionados con las necesidades sociales de la población, pero el Índice DEC es el único estudio que trata de medir y evaluar el desarrollo de las estructuras y presupuestos de un Sistema: los Servicios Sociales que atienden las necesidades de más de ocho millones de personas en España".

Entre algunos de esos determinados aspectos y estudios a los que se refiere la Asociación Estatal de Directoras y Gerentes en Servicios Sociales, están los que sitúan a Canarias no sólo como la segunda comunidad autónoma que sufre un mayor riesgo de pobreza y exclusión social (40,2%), o la primera con un mayor riesgo de pobreza infantil que duplica la media europea, sino también como el territorio con un mayor porcentaje de población con privación material severa (13,6%).

En uno de los países más desiguales de la UE, el archipiélago canario también está a la cola en desigualdad entre personas ricas y empobrecidas, según los datos del mismo Instituto Nacional  Estadística (INE) que también coloca a esta comunidad como la que ha sufrido, en la última década, un mayor incremento de desigualdad con respecto a la media del resto de comunidades autónomas. Además, UNICEF sitúa a Canarias a la cabeza de la desigualdad infantil.

El índice DEC publicado este lunes no es el único informe de la Asociación Estatal de Directoras y Gerentes en Servicios Sociales. También se encargan del Observatorio de la Dependencia y, en su último dictamen, volvieron a colocar a Canarias a la cola de casi todos los indicadores sobre la aplicación de la Ley de Dependencia.

Tal y como publicó en primicia mirametv.com, más de 27.000 personas han muerto en Canarias esperando hasta una década por la prestación de Dependencia.