Mirame Tv

Canarias registró 375.000 pleitos judiciales en 2021

El presidente del TSJC, Juan Luis Lorenzo Bragado, afirma que “se necesitan más órganos judiciales" y mejores infraestructuras

Los 210 órganos judiciales de la comunidad autónoma de Canarias registraron durante 2021, en los cuatro órdenes jurisdiccionales (civil, penal, contencioso-administrativo y social), un total de 374.083 asuntos, un 10,8% más que en 2020. Resolvieron 372.104 (un 16,7% más que en el ejercicio previo) y dejaron en trámite de resolución a 31 de diciembre de 2021 un total de 158.052 litigios, un 1,7% más que en 2020. Estos son los principales datos que ofrece la memoria del Tribunal Superior de Justicia de Canarias sobre 2021, que este viernes fue presentada a los medios en Las Palmas de Gran Canaria por el presidente del TSJC,  Juan Luis Lorenzo Bragado.

La memoria, aprobada por la Sala de Gobierno del TSJC en su reunión del pasado 28 de marzo en La Palma, revela que Canarias volvió a ser en 2021 –como ya lo había sido en los dos años anteriores–  el territorio del Estado donde más se litigó: 171,10 pleitos por cada 1.000 habitantes, 38,7 más que la media del Estado (132,33) y 27,01 más que la segunda en el escalafón, Andalucía, que computó 144,09 litigios por cada 1.000 habitantes.

En el ámbito de la jurisdicción civil, el informe detalla que las oficinas judiciales de las Islas registraron durante 2021 un total de 151.996 asuntos (un 21,8% más que en el año anterior), resolvieron 146.796 (un 26,3% que en 2020) y dejaron pendientes de resolución, a 31 de diciembre, 92.343, un 4,8% más que al final de 2020.

En el orden penal, se computaron 184.783 asuntos nuevos (un 3,4% más que el año anterior), se resolvieron 186.091 (un 7,7% más) y quedaron en trámite de resolución a final de año 39.501 casos, un 0,11% más que en 2020.

En la jurisdicción contencioso-administrativa se incoaron 10.571 procedimientos (un 32,2% más que en 2020), se resolvieron 10.018 (un 34,7% más) y quedaron pendientes 7.579 (un 13,2% más).

En el orden social, los órganos judiciales del Archipiélago incoaron 26.733 procesos (un 2,05% más que en 2020), resolvieron 29.199 (un 31,2% más que el año anterior) y dejaron en trámite a fin de año 18.629, un 11,9% menos que en el ejercicio previo.

Los datos recabados por la Memoria del TSJC apuntan a que el año pasado se dictaron 92.975 sentencias (un 29,8% más que el año anterior), una media de 442 por órgano judicial; 197.258 autos (un 11% más que en 2020), una media de 939,32 por órgano, y 85.022 decretos (un 23,7% más que en el año anterior, a una media de 404,87 decretos por órgano judicial).

Se registraron 54.324 ejecuciones de sentencias (un 31,2% más que en 2020), se resolvieron 70.711 (un 25,8% más) y quedaron en trámite a final de año 138.911 (un 3,4% más).

En lo que se refiere a los órganos colegiados, la Sala de lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de Canarias inició 2021 con 37 asuntos en trámite, ingresó 158 recursos de apelación, resolvió 181 y acabó el año con 14 casos en trámite.

Las dos salas de lo contencioso-administrativo del TSJC (una por cada provincia), cada una de ellas con dos secciones, iniciaron el año con 2.383 asuntos en trámite, ingresaron 3.325, resolvieron 3.184 y acabaron el ejercicio con 2.516 asuntos en trámite.

Las dos salas de lo social del TSJC abrieron 2021 con 740 pleitos en trámite, ingresaron 3.349 demandas, resolvieron 2.283 y a 31 de diciembre de 2021 computaban 1.837 asuntos en trámite.

Las tres secciones de lo civil de la Audiencia Provincial de Las Palmas abrieron el año con 5.182 asuntos en trámite, ingresaron 4.839, resolvieron 4.290 y a 31 de diciembre tenían 5.731 casos pendientes de resolución.

Las tres secciones de lo penal de la misma Audiencia, por su parte, comenzaron el ejercicio con 884 asuntos en trámite, ingresaron 4.338, resolvieron 4.140 y cerraron el año con 1.184 asuntos en trámite de resolución.

En lo que se refiere a la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife, sus tres secciones civiles comenzaron el año con 2.222 asuntos en trámite, ingresaron 3.897 procedimientos, resolvieron 3.367 y dejaron en trámite 2.722.

Las secciones penales de la misma audiencia abrieron el año con 799 casos en trámite, registraron 4.792, resolvieron 4.673 y dejaron en trámite 1.029 asuntos.

En cuanto a partidos judiciales, el de Las Palmas de Gran Canaria fue, en términos absolutos, el que más litigios de todo tipo registró el año pasado (96.313), seguido de Santa Cruz de Tenerife (58.375), Arrecife de Lanzarote (27.691), San Cristóbal de La Laguna  (25.841), Arona (23.713), San Bartolomé de Tirajana (22.999), Telde (22.201), Puerto del Rosario (15.985), Granadilla de Abona (9.400), La Orotava (8.972), Santa María de Guía (6.964), Arucas (5.789), Güímar (5.655), Los Llanos de Aridane ((4.004), Icod de los Vinos (3.979), Santa Cruz de La Palma (3.771), Puerto de la Cruz (3.662), San Sebastián de la Gomera (1.319) y Valverde de El Hierro (642).

Palabras del presidente del TSJC

A juicio del presidente, los datos de la memoria ponen de manifiesto el incremento de asuntos y el elevado nivel de litigiosidad de nuestro territorio. “La pregunta obligada es ¿qué podemos hacer para reducirla?”, expuso.

Igualmente, continuó Bragado, las cifras evidencian “el alto nivel de rendimiento de los órganos judiciales de Canarias, lo que demuestra el esfuerzo y dedicación de los  titulares y de todo el personal al servicio de la Administración de Justicia” y el incremento de la pendencia: “Pese a la dedicación y al rendimiento, la pendencia aumenta en todas las jurisdicciones, salvo en la social”.

La conclusión, sintetizó, “es que se necesitan más órganos judiciales. Parece que este año nos van a corresponder entre cuatro y seis, pero se necesitan muchos más. Mientras se crean, lo único que podemos hacer desde la Sala de Gobierno,  y así lo venimos haciendo, es solicitar medidas de refuerzo, no siempre concedidas. Además topamos con el problema de la falta de coordinación entre las administraciones con competencias en la materia”.

El presidente subrayó que el documento pone de manifiesto también la necesidad de introducir cambios en la organización: “El modelo actual, basado en  unidades judiciales atomizadas resulta obsoleto e ineficiente. Necesitamos con urgencia un rediseño de la planta judicial y que se implanten los tribunales de instancia”.

“Necesitamos también que se mejoren las infraestructuras judiciales”, explicitó; “hay partidos judiciales, como el de Las Palmas de Gran Canaria, que disponen de magníficas instalaciones, pero en otros se aprecian importantes deficiencias: todo ello se describe en la memoria”.

Bragado reclamó también mejoras en el sistema informático, “para que satisfaga las exigencias que contempla la Instrucción 1/2018 del Consejo General del Poder Judicial, para que el expediente electrónico sea una realidad y cumpla con todas las garantías. Sabemos que se está poniendo en marcha una nueva versión del programa Atlante, la 1.8, que va en esa dirección. Confío en que los problemas que se están registrando se solventen a corto plazo”, declaró.

El magistrado no quiso pasar por alto en la presentación de la memoria los notables cambios en el formato del documento: “Hemos incorporado nuevos patrones de diseño, dinámicos, modernos, que faciliten la lectura y comprensión, que acerquen al lector a una visión global del complejo mundo que es la Administración de Justicia”, dijo.

Destacó que el documento no sólo renueva las formas, sino también los contenidos: “Hemos introducido aspectos inéditos en otras memorias, como el informe del secretario de gobierno, la referencia a la justicia interina o a la plantilla de funcionarios;  hay un apartado dedicado a traductores e intérpretes y otro sobre las cifras de la Justicia, todo ello con sujeción a unos principios básicos de actuación: claridad, transparencia y rendición de cuentas a la sociedad”, declaró.