Mirame Tv

El obispo de Tenerife pide perdón a la comunidad LGTBI

Admite que "no estuve acertado" al comparar la homosexualidad con el alcoholismo y considerla "pecado mortal"

La avalancha de críticas a sus declaraciones del pasado martes en un programa de la Televisión Canaria en las que equiparaba la homosexualidad al alcoholismo la consideraba "pecado mortal" han hecho desdecirse al obispo de Tenerife, Bernardo Álvarez 

Las palabras del obispo de la Diócesis Nivariense movilizaron los colectivos LGBTI, que  expresado su indignación y comenzaron una recogida de firmas en la plataforma change. com pidiendo su dimisión El rechazo a sus manifestaciones homófobas incluyó también a  los sindicatos y al presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, que afeó sus palabras. 

Álvarez ha emitido hoy un comunicado en  el que admite su errror : "En primer lugar, pido perdón a cuantos haya podido ofender con mis palabras, de manera especial a las personas LGTBI, a quienes expreso mi respeto y consideración. He de reconocer que no estuve acertado al responder a algunas cuestiones que requieren una más detenida reflexión y explicación. No quise fomentar la discriminación, ni comparar la homosexualidad con el alcoholismo ni con cualquier otra realidad”.

Además, insiste en que disculpas al decir: "Lamento haber inducido a confusión y causado dolor", para finalmente concluir sosteniendo que "como obispo, reitero mi adhesión a las enseñanzas de la Iglesia y mi voluntad de transmitirlas fielmente. Asimismo, manifiesto mi comunión con el Papa Francisco y su magisterio."