Mirame Tv

El empresario Jamil Derbah: "No criminalicemos a los inmigrantes, no es bueno para las Islas"

Muestra su preocupación por el aumento de la tensión "sin que se estén tomando medidas para solucionarlo"

 

Según ha publicado en su perfil de Facebook, Mohamed Jamil Derbah, empresario y asesor internacional de varios países africanos quiere expresar su preocupación "a causa de la creciente tensión que está teniendo lugar en Canarias, sin que se esté tomando ningún tipo de medidas para evitarla".

Insiste en "que cada vez son más los mensajes de criminalización y de odio que se están extendiendo hacia el colectivo migrante llegado a las islas en los últimos meses y en las últimas semanas" y muestra su alarma porque "se esté validando como buenos aquellos discursos que buscan generar rechazo y una mayor criminalización hacia personas que se encuentran en unas circunstancias muy vulnerables. Y lamentamos profundamente que, en medio de esta crisis, las autoridades no sean capaces de dar un paso para prevenir posibles problemas de convivencia. Porque esta tensión, que era previsible, es consecuencia directa del bloqueo de las personas migrantes en las islas".

"Observamos que en las islas se retiene a las personas migrantes durante meses –en algunos casos durante años-, haciendo que vean frustrados sus proyectos migratorios. También está afectando a la convivencia, haciendo que se vea resentida, debido a la falta de medios para cubrir las necesidades básicas de las personas migrantes a las que se deja bloqueadas en el territorio. En Canarias, esta falta de cobertura ya se está traduciendo en personas que están viviendo en situación de sinhogarismo y esto, a su vez, está dando lugar a una mayor sensación de inseguridad ciudadana", continúa en su publicación en la red social.

Por eso, considera que "el Ejecutivo central debe trasladar de inmediato a estas personas a la península y dar pasos orientados a aliviar esta hostilidad que se está propagando y que está originando un clima de odio sin precedentes en las islas. Es por ello que nos vemos obligados a recordar que no existen personas ilegales, debido a la cantidad de titulares en los que directamente se omite la condición humana de estas personas para presentarlas directamente como ilegales, carentes de humanidad. Son personas y, a pesar de las condiciones denigrantes de acogida o de su situación administrativa, tienen el mismo valor humano que el resto de las personas".

Derbah lamenta que "se esté confundiendo esta crisis de humanidad, propiciada en buena parte por la inacción del gobierno, con una crisis migratoria. La migración es un fenómeno que siempre ha existido y la historia de la humanidad es también la historia de las migraciones. España tiene un marcado pasado reciente como migrante y en el presente continúa siendo migrante, como demuestra la marcha de tantísima juventud a otros países en un contexto de crisis económica. Cuesta comprender esta doble vara de medir".