Mirame Tv

Fasican denuncia la discriminación de los alumnos sordos por la falta de intérpretes de lengua de signos

Reclama a Educación que adopte las medidas necesarias para garantizarles una educación inclusiva y de calidad

La Federación de Asociaciones de Personas Sordas de las Islas Canarias (Fasican) denuncia la discriminación de los alumnos sordos en las islas por la escasez de intérpretes de lengua de signos.  Según asegura, en un comunicado, estos intérpretes "se han incorporado de forma tardía a las aulas, algunos de ellos aún siguen sin incorporarse y, en la mayoría de los casos, ni siquiera cubren todo el horario lectivo”.

La situación, sostiene, que se repite año tras año, impidn a estos estudiantes seguir las clases con normalidad. “Se están vulnerando los derechos de miles de niños y jóvenes sordos, y contraviniendo leyes como la 27/2007 por la que se reconocen las lenguas de signos en España, la Convención de la ONU sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, y el propio Estatuto de Autonomía de las Islas Canarias”, denuncia el presidente de la Fasican, Oscar Luis Hernández.

Para la entidad, es inadmisible que se niegue a estos alumnos/as los recursos y adaptaciones necesarias para acceder a la educación en igualdad de condiciones que sus compañeros. “Las personas sordas tienen derecho una educación obligatoria eficiente, que, en este caso, pasa por contar con la presencia de un intérprete de lengua de signos durante toda la jornada”, recuerda la federación.

Sin embargo, la Consejería de Educación ha rechazado la solicitud del propio alumnado y sus familias de incrementar el número de horas de interpretación, argumentando que “parte de este alumnado hace uso de audífonos o implantes cocleares”, cuestión que para la federación denota un total desconocimiento acerca de la realidad del colectivo. “El uso de ayudas técnicas no es incompatible con el de la lengua de signos”, aclara Óscar Luis Hernández.

Fasican urge a la Consejería de Educación a adoptar las medidas necesarias para garantizar una educación inclusiva y de calidad para el alumnado sordo, más necesaria si cabe, a la vista del nuevo escenario impuesto por la Covid_19. “El uso de mascarillas y la distancia interpersonal dificultan enormemente la comunicación, ya que las personas sordas dependemos en gran medida de las expresiones faciales o visuales y de la lectura labial que la mascarilla impide”, explica su presidente.

“Ahora más que nunca, las administraciones educativas y los propios centros deben dedicar voluntad y recursos a garantizar la igualdad de oportunidades del alumnado sordo, y evitar incurrir en comportamientos discriminatorios como los que está viviendo el alumnado sordo canario”, concluye.