Mirame Tv

Una juez de Tenerife evita el CIE a 31 inmigrantes que alegaron ser refugiados

Aplica por primera vez en las Islas la resolución del Tribunal de Luxemburgo, que autoriza a los jueces a ofrecer protección internacional

El Juzgado de Instrucción número 4 de Santa Cruz de Tenerife denegó el pasado viernes la petición de la Subdelegación de Gobierno para enviar al Centro de Internamiento de Emigrantes (CIE) a 31 inmigrantes irregulares subsaharianos que pasaron a disposición judicial el mismo viernes tras arribar a las costas isleñas en patera, al solicitar todos ellos protección internacional como refugiados en huida de un país en Guerra (Mali). En lugar de ser internados, los subsaharianos fueron derivados a un centro de acogida humanitaria en régimen abierto en tanto se estudia su petición de asilo.

La autoridad judicial tomó esta decisión tras escuchar las alegaciones de  cada uno de los inmigrantes en contra de su internamiento. La instructora les ofreció  la posibilidad de solicitar protección internacional,  de acuerdo con las nuevas competencias que atribuye a los jueces españoles la  resolución del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (con sede el Luxemburgo) que el pasado 20 de junio, respondiendo a una cuestión prejudicial planteada por un magistrado del partido judicial de San Bartolomé de Tirajana, legitimó a los jueces españoles de instrucción para ofrecer protección internacional en los supuestos previstos por la ley de asilo, cual es el caso de los migrantes que huyen de una guerra. Hasta que Luxemburgo no se pronunció, los jueces no podían hacer esta oferta, sólo la fuerza policial y el Ministerio Fiscal.

Se trata de la primera vez que la resolución del Tribunal de Luxemburgo se aplica en el Archipiélago canario, o al menos la primera vez de la que hay constancia oficial.  

En base a las peticiones de asilo formuladas por cada uno de los 31 pasajeros de la patera, la magistrada instructora dispuso “no autorizar el internamiento” de los inmigrantes en el CIE.

 La Subdelegación del Gobierno proyectaba enviarlos al Centro de Internamiento de de Hoya Fría, reabierto la pasada semana tras el cierre motivado por la pandemia de coronavirus.