Mirame Tv

Todos los sindicatos de la enseñanza amenazan con una huelga por el incumplimiento del acuerdo de los sexenios

La movilización comienza con concentraciones en todas las islas el 28 de noviembre / Piden que se cumpla lo firmado con Educación en 2017

Todos los sindicatos de la enseñanza pública docente no universitaria de las Islas – ANPE Canarias, CCOO, CSIF, Docentes de Canarias-INSUCAN, STEC-IC, UGT y USPS-SEPCA- se han unido en un frente común para reclamar a los diputados y a los miembros del Gobierno de Canarias, que la Ley de Presupuestos de la Comunidad Autónoma de Canarias para 2020 incluya el incremento previsto de los sexenios para el personal docente no universitario, tal y como contempla el acuerdo firmado en 2017 con el Ejecutivo regional. Según los representantes de los docentes, las cuentas remitidas por el Ejecutivo al Parlamento de Canarias no fija incremento alguno para el año próximo, motivo por el que las organizaciones han empezado a diseñar ya un calendario de medidas de presión que incluye concentraciones en todas las islas el día 28 de noviembre, la solicitud de reuniones con el Presidente del Gobierno de Canarias y la responsable de la Consejería de Educación, Universidades, Cultura y Deportes, una ronda de contactos con todos los grupos parlamentarios y, si fuera necesario, jornadas de huelga.

 

El acuerdo entre la Consejería de Educación y Universidades del Gobierno de Canarias y las centrales sindicales representativas del profesorado sobre la mejora del marco retributivo del personal docente no universitario, firmado el día 1 de septiembre de 2017 y publicado en el BOC número 19, del viernes 26 de enero de 2018, recoge el reconocimiento y abono del complemento de formación permanente (sexenios) al profesorado no universitario. Cada sexenio implica una formación acreditada de 100 horas.

 

Una nota de prensa remtida por los sindicatos afirma que, siendo conscientes de las dificultades económicas del momento, pero también de la enorme injusticia que sufría el profesorado en Canarias al ser los únicos del Estado que no cobraban ese complemento, este documento estableció que el abono de los sexenios sería gradual entre 2018 y 2022, es decir, que cada año se abonaría un porcentaje de cada sexenio acreditado por los docentes, de manera que en cinco años estos percibieran ya la totalidad del complemento. Así, el documento recogió una tabla con los importes que debían recibir los docentes por cada sexenio en cada uno de los ejercicios.

 

Sin embargo, a pesar de que este compromiso está publicado en el BOC, el Gobierno autonómico ha decidido no incluir en sus cuentas para 2020 el incremento acordado, sino que se ha limitado a consolidar las cantidades abonadas en 2019 de cada sexenio, ignorando el incremento previsto para 2020 en el citado acuerdo.

 

Las organizaciones sindicales recuerdan que hasta 2018, cuando entró en vigor el acuerdo, los docentes canarios eran los únicos de todo el Estado que no recibían este complemento retributivo, lo que suponía una clara discriminación para el colectivo. Esta exclusión motivó, años antes, numerosas movilizaciones por parte del profesorado canario, que no aceptaba contar con peores retribuciones que el resto de docentes del territorio nacional.

 

No obstante, el intento de congelar el cobro de los sexenios no es nuevo: el Ejecutivo central planteó el año pasado objeciones al abono de la cuantía de los sexenios por entender estos complementos como una subida de sueldo contraria al Real Decreto-Ley aprobado por el Estado a finales de 2018 para ajustar el crecimiento del gasto.

 

El Gobierno de Canarias siempre defendió, con el apoyo de los sindicatos, que estos complementos no suponían un incremento de los salarios, ya que los sexenios sólo los cobran los docentes que acreditan 100 horas de formación en seis años. Por ese motivo, el proyecto de ley de presupuestos canarios remitido al Parlamento ha supuesto una desagradable sorpresa para todas las organizaciones que representan al profesorado.

 

Las centrales sindicales alertan de que el profesorado canario está acostumbrado a luchar por sus derechos y están dispuestos a movilizarse para reclamar lo que les corresponde y así evitar un atropello más.