Mirame Tv

Una enorme montaña de tierra y piedras emerge frente a los cruceros que atracan en Santa Cruz

Centenares de cruceristas llevan una semana con vistas a esta mole con más de 10 metros de altura en el Muelle de Ribera / Se trata de material seleccionado que se está utilizando para reforzar el fondo del Muelle Sur / Ciudadanos critican que no se use otros puntos del Puerto para estos trabajos que no afeen tanto las vistas al mar de la capital

Una enorme montaña de piedras y tierra ha emergido en la tercera alineación del Muelle de Ribera  del Puerto de Santa Cruz de Tenerife. Justo al lado del Muelle Norte, donde se encuentra atracado el mítico Correíllo, varias máquinas se afanan  en preparar estas toneladas de material que son colocadas en un gánguil (embarcación plana, con la proa y la popa de igual forma, utilizado para depositar materiales granulares dentro del mar). Con estos materiales seleccionados se están realizando los trabajos de ensanchamiento y  refuerzo del “banquete” (base de materiales que sustentan los enormes bloques que  hormigón que crean un muelle) del Muelle Sur.

Durante los últimos días se han podido ver varios cruceros atracados justo en frente de esta montaña o a decenas de cruceristas paseando por las inmediaciones. Algunos de los vecinos y ciudadanos que transitan por la zona para practicar deporte se quejan de la elección de este lugar para colocar estos materiales, más sabiendo que se utiliza este espacio como sitio de almacenamiento y tratado y no es ahí donde se van a desarrollar los trabajos.

 

La Autoridad Portuaria debería tener más esmero con la imagen turística

El presidente del Centro de Iniciativas Turísticas de Santa Cruz de Tenerife, y candidato de UPyD a la alcaldía de la capital, Miguel Ángel González, ha criticado “la falta de esmero de la Autoridad Portuaria en el cuidado de la imagen turística en plena temporada de cruceros” y considera que no es un lugar idóneo para llevar a cabo esos trabajos. En las fotos de mirametv.com se puede apreciar como hay hasta tres cruceros atracados en frente de la enorme montaña de materiales. González asegura “no entender la razón por la que se coloca justo ahí esa enorme montaña cuando los trabajos se realizan en el Muelle Sur y hay enormes espacios disponibles en todo el puerto”.

En las fotos se puede apreciar como la montaña de piedras llega a superar en altura al Correíllo, atracado en el Muelle Norte. Miguel Ángel González también ha pedido que no quede en el olvido esta zona, “la antigua estación de Jet Foil costó mucho dinero y es una pena que se encuentre en ese estado de abandono ya que sus posibilidades como recurso turístico son altísimas”.

Desde la Autoridad Portuaria no han confirmado la fecha de finalización de estos trabajos.