Mirame Tv

Un informe policial ratifica las constantes sanciones al Sketch

Agentes del Grupo de Delincuencia Económica cuestionan en un oficio que sólo se levantaran actas por incumplir el horario de cierre durante 2006 y 2007 al local del denunciante del Caso Corredor

Un informe del Grupo de Delincuencia Económica de la Brigada Provincial de la Policía Judicial pone de manifiesto las constantes sanciones que recayeron sobre el Sketch, el local de ocio nocturno que regentaba el denunciante del Caso Corredor en el Cuadrilátero, Carlos Calderón, durante tres años. El oficio, elaborado el pasado 23 de febrero, al que ha tenido acceso mirametv.com, ratifica que la Policía Local de La Laguna solo levantó actas por incumplir el horario nocturno durante 2006 y 2007 al Sketch, como en su momento puso en conocimiento de la Fiscalía el antiguo dueño del establecimiento, y no a otras discotecas o pubs de la zona. 

La Policía Judicial, tras cotejar la documentación oficial aportada por el Ayuntamiento de La Laguna, concluye que en los años 2006 y 2007 se levantaron 11 actas al Sketch por incumplir el horario establecido, en contra de lo que sucedió con otros locales de ocio del Cuadrilátero, como el Kapitel, el Barock, el Bali o el Palco, a los que no se incoó ni una sanción durante estos dos años. Este hecho viene a respaldar la versión de Carlos Calderón, que denunció la existencia un supuesto pacto secreto para permitir a las discotecas de la zona cerrar más tarde de la hora permitida, después del golpe que para su credibilidad supuso la declaración de los últimos dos testigos citados por el juez Pamparacuatro, que calificaron al denunciante del caso como "mentiroso compulsivo".

El informe policial evidencia cómo durante 2004 y 2005 eran habituales las sanciones a diversos locales de ocio nocturno por incumplir los horarios, un hecho que se disipó en los dos años posteriores, en los que sólo se levantaron actas por esta cuestión al Sketch. El primer año se incoaron actas por parte de la Policía Local al Palco (10), al Kapitel (4) y al Barock (4); mientras que en el segundo aparecen denuncias de los agentes municipales contra el Barock (4), el Sketch (3) y el Bali (1). En 2006, tres veces, y en 2007, en once ocasiones, sólo se sancionó al local de Carlos Calderón.

Los investigadores destacan también en su oficio una de las alegaciones presentadas por el dueño del bar Nueva Delhi, que al ser sancionado por incumplir el horario de cierre en diciembre de 2007 manifestó que "hay un acuerdo de varias reuniones con el concejal y con la presidenta de la plataforma de la avenida, y están de acuerdo en abrir y no dejar a la gente en la calle para evitar escándalos". Esta afirmación, a criterio de los agentes del Grupo de Delincuencia Económica de la Brigada Provincial de la Policía Judicial, "podría volver a evidenciar el pacto entre el Ayuntamiento de La Laguna y los locales de ocio para que estos cierren más tarde de lo que les permite su licencia".

Durante los años en que supuestamente nunca incumplieron el horario de cierre, sí se levantaron actas por otras infracciones al Palco (por la remodelación del interior o la colocación de una baranda en la escalera de entrada) o al Bali (por incumplir la normativa sobre hoja de reclamaciones). Llama también la atención, como se expone en el oficio, que el conocido como Sketch "no consta en el certificado de la Secretaría de la Gerencia Municipal de Urbanismo, pero sí le constan actas levantadas por la Policía Local".

El juez César Romero Pamparacuatro instruye en la actualidad la conocida como Operación Corredor, por la que se encuentran imputadas un total de 44 personas por múltiples delitos vinculados con decenas de negocios gestionados por el principal investigado, el abogado y empresario Evaristo González Reyes, entre ellos algunos locales vinculados con el ocio nocturno del Cuadrilátero. Una de las piezas separadas afecta directamente a la figura del alcalde de La Laguna, Fernando Clavijo, y otros cargos públicos del Ayuntamiento.