Mirame Tv

Una foto que no me gusta

La inauguración de 50 camas en el mal llamado hospital del norte reúne a lo más selecto de la clase política para posar ante la cámara a tres meses de las elecciones / Más problemas para Patricia Hernández

Me cuentan las malas lenguas del PSOE que el equipo de campaña de Patricia Hernández le ha comprado todos los tomos de la Enciclopedia Espasa Calpe, un serie completa de  documentales de Discovery Chanel compuesta por 42 dvds y el diccionario básico de canarismos de la Academia Canaria de la Lengua.  El objetivo es lograr que la candidata adquiera algunos conocimientos más de aquí a mayo, que buena falta le hacen, y se muestre ante el electorado algo mejor preparada.  Me chivan que, incluso, le iban a poner un profesor particular que le impartiera un curso rápido de gestión política canaria, y que habían pensado en Paco Hernández Spínola para esos menesteres. Pero las almas cándidas del PSOE, que las hay, decidieron quitarles esa idea de la cabeza, sabedores de que Paco, que es un conspirador nato, se pasaría todo el tiempo lectivo comiéndole la cabeza a la chiquilla con ruindades varias y obligándola, incluso, a memorizar El Príncipe de Maquiavelo. Porque ya se sabe que Spínola es mucho de una traición. Siempre se ha rumoreado que en las reuniones del PSOE se dan instrucciones de que nunca dejen navajas, cuchillos u objetos punzantes al lado de Francisco, al que, por lo visto, se le va la mano y siente una atracción fatal por esas herramientas. ¡Vaya cosas tienen los socialistas y qué tonterías me cuentan! Yo lo que sí sé es que Patri ha decidido pasar de todo, y que dedica su tiempo a seguir los debates y apariciones de Pablo Iglesias, el de Podemos, en televisión. Me cuentan que hasta las memoriza. Y que, por si fuera poco, pasa de empaparse la Espasa Calpe y que como libro de cabecera se ha comprado 50 Sobras de Grey.

Bromas (o no) a parte, el PSOE canario tiene un problema gordo. Quien dice uno, dice unos cuantos. Para empezar el partido se ha convertido en un nido de imputados, y a ver con qué mimbres componen las listas. Que José Miguel Pérez, además de ser un vago (eso dicen de él quienes lo aprecian), ha demostrado, junto el resto del equipo, que por poder se venden incluso a quien ha sido su enemigo natural de toda la vida, que es CC. Cabe recordar aquí aquella célebre frase  de López Aguilar de “los bolsillos de cristal”, refiriéndose a los nacionalistas. Paquita Luengo, Hernández Espínola y José Miguel Pérez (para quien no lo conozca es el señor del pelito blanco que se da un aire con Manolo Viera), junto a todo el socialismo canario, han demostrado su incapacidad para defender todo aquello que criticaron a CC y PP desde la oposición, y han hecho todo lo contrario de lo que prometieron que harían, muy al estilo de Rajoy. Como diría Carlos Alonso: “les falta un hervor”.

 

Inaugurando Camas

Ahora que lo menciono. Tengo que reconocer que no me gustó nada ver la foto del presidente del Cabildo, junto a Paulino Rivero, Brígida Mendoza, el imputado Cheo Dorta, alcalde de Icod, entre otros, inaugurando las 50 camas de hospitalización en el mal llamado Hospital del Norte. Primero porque lo normal es que se inauguren los hospitales, y no que se inauguren camas. Eso es de belillos. Pero, además, es un insulto a los ciudadanos, porque, lo vendan como lo vendan, a fecha de hoy no hay Hospital del Norte, ni del Sur. Así que esa foto, esa manera de reírse de la gente, y esa pérdida de tiempo en busca de un titular sobran. He confesado públicamente mi alta consideración a Carlos Alonso. Me parece una persona trabajadora y capaz. Quizá por eso me enerva verlo constantemente inaugurando sin sentido. El principal aval de Alonso para ser presidente en mayo por su propio peso, y no de rebote como lo ha sido durante este mandato, será su trabajo. Es cierto que Alonso tiene escaso nivel de conocimiento entre los isleños. Si a la gente le preguntan quién es el presidente del Cabildo responderán que Ricardo Melchior. Y si les dices que Ricardo ya no está, que lo sustituye otro, responderán que el presidente es Antonio Alarcó. Pero no es el único hándicap que pesa sobre Carlos. Las siglas CC son un lastre para su campaña. La marca Coalición Canaria está en caída libre y es sinónimo de enchufismo, mala gestión sanitaria, corrupción, desempleo, bocadillos de mortadela, nefasta gestión en servicio sociales… Y paro aquí porque la retaila es infinita. Además, en poco ayuda a la promoción del candidato aparecer en una foto junto a Paulino Rivero, que ha demostrado ser un gran despreocupado de  los problemas del Norte de Tenerife, entre otras muchas cosas, y alguien a quien desprecian los ciudadanos y al que no quieren ni en su propio partido. Carlos está a tiempo, igual se piensa su próxima inauguración, su próxima foto.

 

Deslealtades a parte

La baja del PP de José Juan Lemes, alcalde de Arafo, y cinco concejales más “por los recortes de Madrid”, ha sido un mazazo para Manuel Domínguez. Vaya que si lo ha sido. El presidente insular de los populares y Lemes han sido buenos compañeros y amigos. O por lo menos eso parecía. Manuel ha pregonado las fiestas araferas, ha realizado hermanamientos de su municipio con el de José Juan, lo colocó en un puesto de responsabilidad en la organización de campaña, e, incluso, se partió la cara por él cuando Domingo Calzadilla le montó la campaña que le montó. Por eso se ha extrañado del gesto desleal del alcalde del Sur. Cierto es que, durante más de un mes, Domínguez llamó y envió mensajes a Lemes y este nunca respondió. Es más Pedro Suárez, secretario de los populares tinerfeños, se desplazó en varias ocasiones a Arafo para dar con el hasta ahora popular, y este le metió siempre plantón. Conozco a Manuel Domínguez, y las traiciones las lleva mal, así que me temo que espera a Lemes, tranquilo, en la bajadita.

 

Posdata

Es poco habitual ver a un político pedir perdón por los errores de su partido. Lo que ha hecho Fernando Clavijo, reconociendo el fracaso e ineptitud del Gobierno (CC-PSOE) en políticas sociales (siempre en manos de CC). Le honra, pero quizá para la gente no sea suficiente. Lo que, sin duda, le honrarán serán los hechos, y estos pasan por no contar con ninguno de los miembros del actual Gobierno ni en las listas al Parlamento, ni en futuros ejecutivos fruto de pactos, incluyendo a Javier González Ortiz, que es realmente quien ha utilizado la tijera para recortar en bienestar social para nuestro pueblo, entre otras muchas cosas. Ortiz, al que todo sea dicho no se le conoce otra actividad en la vida que no sea la de dedicarse a ocupar algún cargo público (buscado al corte por CC), es el responsable del alejamiento de las personas de este Gobierno…eso sí, siempre bajo el mando de Rivero. He dicho.