Mirame Tv

Indentifican a un hombre que estafó 3.000 euros por el alquiler de una vivienda vacacional en Fuerteventura que no existía

Dos víctimas denunciaron ante la Guardia Civil cuando comprobaron que el 'arrendador' no acudía a entregarles las llaves

Agentes de la Guardia Civil en Fuerteventura ha identificado el 1 de agosto a una persona, de 47 años, con antecedentes y residente en la provincia de Las Palmas, por presuntamente estafar a dos personas, residentes en Fuerteventura, 3.000 euros por el falso alquiler de viviendas.

La identificación de esta persona ha sido posible después de que las dos víctimas denunciaran ante la Guardia Civil, en dependencias de Puerto del Rosario y de Corralejo, que ante la intención de reservar y alquilar una vivienda en Fuerteventura se pusieron en contacto con el estafador tras ver un anuncio en una página web muy utilizada por quienes buscar inmuebles vacacionales en dicha isla.

Las personas perjudicadas contactaron con el anunciante, que les solicita que le adelanten un primer ingreso de 500 euros para realizar la reserva de la vivienda y en el segundo 1.000 euros en concepto de fianza de alquiler, con lo que quedaría reservado el inmueble y el acuerdo definitivo para hacer la entrega de llaves.

Las víctimas confiadas de que el anuncio era totalmente veraz, realizaron un primer envío por una cantidad de 500 euros --cada uno--, así como un segundo de 1.000 euros --cada perjudicado-- a través de transferencia bancaria al supuesto arrendador del inmueble para dejar cerrado el alquiler de la vivienda.

Sin embargo, al desplazarse la víctimas hasta el lugar donde habían quedado con el anunciante para la recogida de llaves comprobaron que el mismo no se presentó en la zona acordada, ni existía vivienda ni se encontraban en el lugar.

Las víctimas confirmaban entonces que habían sido estafadas al comprobar que la vivienda no existía, dejando de estar visible el anuncio y el supuesto estafador había desaparecido.

Con estos datos, los agentes de la Guardia Civil, especializados en materia de ciberdelincuencia, recabaron todos los datos sobre los hechos ocurridos y se percataron de que el supuesto estafador había utilizado la página web como herramienta para atraer a la víctima, publicando un falso anuncio de alquiler con una vivienda que no correspondía con la realidad y, una vez obtenía por adelantado el dinero del alquiler, desaparecía sin dejar rastro.