Mirame Tv

Mensajeros de la Paz da cobertura a más de 80 familias vulnerables con hijos en Santa Cruz

El programa, que se desarrolla en Añaza, tiene como objetivo dar cobertura a las familias con menores a cargo

Mensajeros de la Paz Canarias desarrolla un programa en el barrio de Añaza que, actualmente, da cobertura a más de 80 familias vulnerables con hijos que residen en esta zona de la capital. Esta iniciativa recibe el apoyo del Instituto Municipal de Atención Social (IMAS) del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, a través de las partidas económicas consignadas para proyectos de cooperación social.

Para el alcalde, José Manuel Bermúdez, “esta iniciativa solidaria, a la que el Ayuntamiento de Santa Cruz ayuda, es de un alto valor, como lo son todas las asociaciones del Tercer Sector, que hacen posible que, a través de su voluntariado, llegue más lejos la mano de la administración local” y reitera que “de hecho, es tan imprescindible su labor, que la primera reunión con colectivos en el actual mandato, en julio de 2020, fue precisamente en plena pandemia con las ONGs que operan en Santa Cruz”.

El responsable de esta iniciativa, José Manuel Alfonso, indica que actualmente dan cobertura a 237 personas de 81 familias de Añaza, “con el objetivo de crear un espacio de encuentro para aquellas que tengan hijos a su cargo y que tengan dificultades económicas y sociales. Se trata, en suma, de mejorar el desarrollo integral de las personas beneficiarias”, según pun comunicado remitido hoy por la corporación municipal.

La concejala de Acción Social, Rosario González, destaca que “con esta labor solidaria se proporciona apoyo a las familias que no cuentan con recursos suficientes para el desarrollo óptimo de los menores” y añade que “las líneas de actuación van desde los complementos a la alimentación, adecuada en todo momento a la edad de los usuarios, pasando por la aportación de bienes de primera necesidad, entre ellos ropa, productos de higiene, limpieza, mascarillas para prevenir el contagio de la COVID19 o medicamentos básicos para el cuidado de la salud”.

De igual manera, y de forma paralela, también se establecen herramientas “para mejorar el rendimiento académico disminuyendo el abandono escolar con la creación de espacios que favorezcan la educación y el conocimiento”. En este punto incluso, el refuerzo escolar va dirigido a estudiantes de Primaria, Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional haciendo entrega también de material escolar a los usuarios de este recurso al inicio de las clases.

Alfonso también menciona el ‘Ropero solidario’ con el que cuentan en Añaza y expone que este “se abastece con los donativos de la población y conservamos solo la ropa que se encuentra en buen estado, clasificándola por sexo y tallas. Se adquiere ropa interior nueva para complementarla con el resto de prendas que entregamos”. 

Otro aspecto importante es la entrega, en el Comedor Social de Añaza, de una ración diaria para la cena de las familias usuarias del programa de lunes a viernes. “La comida es preparada por un catering que dispone de un menú sano y equilibrado. Las raciones se entregan a las familias listas para su consumo en el hogar, fomentando las relaciones interpersonales y evitando que los menores tengan que acudir al servicio para cenar”.

Del mismo modo, y gracias a la colaboración del Banco de Alimentos, se realizan dos repartos mensuales a las familias destinatarias del programa. Con la Fundación Dinosol también se entrega comida fresca a diario a través del programa “Alimentos con Vida”.

Por último, Alfonso también resalta la gran cantidad de talleres que se imparten para fomentar la convivencia y el desarrollo de los menores usuarios de este programa. Entre el amplio catálogo que se ofrecen destacan los de cocina saludable, baile, igualdad de género, emociones, autoestima, relajación, crecimiento familiar, educación emocional, diversidad, parentalidad positiva, manualidades, empleabilidad, matemáticas, cine, decoración, autocontrol o meriendas en grupo.