Mirame Tv

Tenerife se olvida de la movilidad eléctrica

Sólo 4 municipios han instalado puntos de recarga para coches eléctricos / Ninguno está en funcionamiento actualmente / Una plataforma denuncia la doble moral del Gobierno por haberse opuesto a las prospecciones pero no apoyar la movilidad eléctrica

Fue en octubre del año 2012 cuando la ciudad turística de Puerto de la Cruz “estrenaba” su punto de recarga para coches eléctricos. Todo quedó en la instalación de un poste en los exteriores del Ayuntamiento que, hoy por hoy, sigue sin estar en funcionamiento. La intención política entonces era  implantar en la ciudad una red de puntos de recarga para fomentar el uso de coches eléctricos en el municipio. El grupo de gobierno portuense (CC-PP) aseguraba por ese entonces que seguiría apostando por el “consumo responsable y sostenible”. Casi 3 años después, el proyecto del Ayuntamiento no es más que una declaración de buenas intenciones, a pesar de que el coste de este punto de recarga eléctrica costó 9.491 euros. Otros tres municipios, Candelaria, Santa Cruz y Tacoronte, han instalado puntos de recarga eléctrica pero ninguno de ellos los ha puesto en funcionamiento, ni saben con certeza cuándo podrán ser utilizados por los propietarios de coches eléctricos.

La odisea de la movilidad eléctrica en Tenerife

La Plataforma Movilidad Eléctrica en Canarias ha denunciado recientemente en el espacio de reportajes “El Mirador” de Mírame TV, las dificultades con las que se encuentran los usuarios de estos vehículos para moverse con normalidad por Tenerife. Sólo disponen de puntos de recarga propiedad de Endesa en Santa Cruz de Tenerife y en Guía de Isora, y ninguno en el Norte de la Isla.

Fotograma de la grabación de "El Mirador" de Mírame TV, con Héctor Rodríguez (derecha) y Víctor Brito

A pesar de las dificultades, la venta de estos vehículos creció un 33% en Canarias el año pasado, o lo que es lo mismo, se vendieron 37 coches eléctricos en el Archipiélago durante el 2014. Héctor Rodríguez, el impulsor de la Plataforma Movilidad Eléctrica en Canarias, asegura que los distintos ayuntamientos constantemente “alegan problemas técnicos menores” para poder poner en marcha los postes de recarga y que ni siquiera los municipios se han puesto de acuerdo para unificar el criterio a la hora de utilizar estos puntos. “Sería bueno que algún organismo superior a los ayuntamientos, como el Gobierno, promoviera la opción de compartir los datos para hacer uso de todos los puntos en el Archipiélago sin problema”.

Otro de los miembros de Movilidad Eléctrica en Canarias, Hans Gerhard Frind, se queja de que “a veces nos vemos lejos y no podemos llegar a casa, por eso es muy importante que funcione un punto en el Norte. Yo espero que poco a poco cambien las cosas, siempre intentamos coger la ruta ideal para llegar al destino o pasar por casa de un amigo para recargar en algún enchufe. Lo ideal sería que los puntos de recarga estuvieran en centros comerciales, en sitios donde normalmente solemos pasar tiempo, y no en las gasolineras como sucede actualmente”. Un coche eléctrico tiene en sus baterías una capacidad media de 22 kWh. El llenarlo completamente supondría algo menos de 3,5€ en una tarifa normal (0,15€ x kWh), pero dependiendo de la potencia del punto de recarga esto podría llevar horas. En algunos comercios, el punto de recarga suele ser gratuito y suele ser de tipo lento, lo que implica que, como mucho, se consumen unos 2 o 3 kWh (0,30€ - 0,45€), por lo que su coste está amortizado con el gasto que hará el usuario en el comercio.

Según Günter Schepers, propietario del primer coche eléctrico que se vendió en Canarias, Tenerife es ideal para este tipo de vehículos “por ser una isla donde las distancias son cortas”. Si recorremos diariamente menos de cien kilómetros en Tenerife, el gasto es mínimo y no estamos contaminando directamente. Héctor Rodríguez lamenta que si nos movemos de un lado a otro de la Isla haciendo más de 150 km diarios, “la infraestructura no es la adecuada actualmente, por lo que no recomendaría el uso de un coche eléctrico”. Hay que tener en cuenta que la autonomía de un coche eléctrico está en torno a unos 150 km y que en recargar la batería completa se invierten unas 2 horas de tiempo. Eso sí, al ser un motor eléctrico, el mantenimiento de estos vehículos es casi nulo dado que no necesitan aceite ni filtros, y normalmente la primera revisión, la del año, suele ser la estándar de todos los coches, que ronda los 35€.

La doble moral del Gobierno canario

La Plataforma no entiende la doble moral del Gobierno canario, que se ha opuesto frontalmente a las prospecciones alegando un modelo más sostenible para las Islas, pero no ha hecho una apuesta firme por la movilidad eléctrica. En comunidades como País Vasco, Andalucía o Cataluña, los gobiernos dan ayudas de hasta un 15% para la adquisición de vehículos eléctricos, pero Canarias sólo ha sacado subvenciones para la compra de vehículos eléctricos por parte de las administraciones públicas, no para particulares ni empresas, ayudas que en un 85% están financiadas con fondos europeos. Héctor Rodríguez dice que “hablan mucho de las prospecciones pero no veo que hagan ningún esfuerzo por facilitar que los ciudadanos luchemos contra la contaminación. El Gobierno autónomo con los puntos de recarga no ha hecho ninguna acción, esperemos que durante este año cambien las cosas”.

Situación de los puntos de recarga en los municipios que han instalado postes:

Santa Cruz de Tenerife: el Ayuntamiento capitalino instaló dos puntos de recarga eléctrica en la ciudad a finales del pasado año. Los postes dependen actualmente de la Concejalía de Servicios Públicos y, una vez entren en funcionamiento, la gestión será del área de Medio Ambiente. Santa Cruz asegura que no han entrado en funcionamiento por una serie de problemas técnicos que ya se han subsanado. Según los técnicos del Ayuntamiento, sólo falta cerrar la contratación del suministro con la empresa Gas Natural que se producirá “en breve”. Aunque reconocen que la puesta en marcha llevará más tiempo porque Medio Ambiente no ha preparado la normativa que regirá el uso de estas instalaciones.

Tacoronte: debido a la externalización del servicio de alumbrado público con la empresa Ferrovial Servicios, también se han instalado dos puntos, uno en la Plaza de la Estación y otro en el Camino Real, en el Barranco de Las Lajas. Aunque llevan instalados desde el verano pasado, aún no están en servicio. Según la Concejalía de Medio Ambiente, hacen falta todavía procedimientos administrativos que ya están en marcha, como la solicitud a Industria para que entren en funcionamiento, la solicitud de suministro a la empresa de electricidad y la regulación a través de ordenanzas municipales.

Candelaria: el municipio ha adquirido un coche eléctrico para uso del ayuntamiento, y han instalado un punto en sus dependencias y otro punto público delante del ayuntamiento, pero tienen problemas con la capacidad de la línea eléctrica que lo alimenta, por lo que tampoco está aún en funcionamiento. El Ayuntamiento está pendiente de que Endesa suba la capacidad de las líneas, cosa para la que aún no hay fecha.

Puerto de la Cruz: a pesar de que el punto de recarga lleva casi 3 años instalado, nunca ha estado en funcionamiento. Desde el Ayuntamiento insisten en que están a la espera de solucionar algunos problemas técnicos de poca importancia para que funcione a pleno rendimiento, cosa que, aseguran, podría producirse a corto plazo, pero no hay ninguna fecha programada ni se sabe cuándo se llevará a cabo un ambicioso plan que el municipio había desarrollado para instalar una red de puntos de recarga por la ciudad.