Mirame Tv

La ULPGC crea una comisión de asesoramiento del proceso eruptivo de La Palma

Con el objetivo de coordinar la toma de datos científicos para ponerlos a disposición de las autoridades

 

El Vicerrectorado de Investigación y Transferencia de la ULPGC ha creado una Comisión de Asesoramiento del Proceso Eruptivo de la Isla de La Palma 2021 (CAPEA-ULPGC), con el objetivo de coordinar la toma de datos científicos para ponerlos a disposición de las autoridades y así contribuir a la monitorización del proceso eruptivo y ayudar en la toma de decisiones. 

Los investigadores e investigadoras de la ULPGC han estado en permanente colaboración con las instituciones relacionadas con el seguimiento del último proceso eruptivo ocurrido en esta isla desde las primeras manifestaciones sísmicas. De hecho, el Dr. Francisco José Pérez Torrado, del grupo de investigación GEOVOL (Geología de Terrenos Volcánicos), participa como experto en vulcanología en el Comité Científico de asesoramiento al PEVOLCA.  

Se invitó a participar en esta comisión CAPEA-ULPGC a todos los institutos y grupos de investigación de la ULPGC, pues es necesario potenciar la multi-disciplinaridad para resolver la complejidad del impacto de este proceso eruptivo. Ya se han integrado en la misma varios grupos de investigación que ya están realizando sus investigaciones en La Palma en las áreas de vulcanología, geología, geofísica, física o química marina (GEOVOL, QUIMA, OFYGA, GIRMA, GEOGAR), junto con otros que están dispuestos a colaborar a corto, medio o largo plazo en las áreas de biomarcadores, biodiversidad, recursos pesqueros, agronomía, veterinaria, patrimonio cultural o paisajística, como son los de los institutos universitarios de Acuicultura ECOAQUA, de Oceanografía y Cambio Global IOCAG, de Sanidad Animal y seguridad Alimentaria IUSA o y de Análisis y Aplicaciones Textuales IATEXT, o el grupo de investigación en Arquitectura, Patrimonio y Paisaje.  

Todos los resultados científicos obtenidos por la ULPGC se están poniendo a disposición de los organismos competentes (PEVOLCA, IGN, etc.) y permitirán dar información de utilidad para la gestión de la crisis y ayudar a la isla de La Palma, y aportar datos científicos de gran interés desde el conocimiento que se generan en la universidad. 

 

Actividad de GEOVOL 

El grupo de investigación de Geología de Terrenos Volcánicos GEOVOL se encuentra realizando estudios en la erupción volcánica de la isla de La Palma. El trabajo desarrollado, por el grupo GEOVOL, en el campo ha consistido en observaciones directas sobre el desarrollo del proceso eruptivo y toma de muestras de lavas y piroclastos en diferentes puntos. A partir de las muestras de lava, se llevarán a cabo estudios petrográficos y geoquímicos.  

Además, se ha establecido una red de muestreo de cenizas para llevar a cabo estudios de lixiviado que permitirán conocer la posible afección futura a las aguas subterráneas. También se ha tomado muestras de partículas finas mediante dispositivos específicos que permitirán investigar el comportamiento de células pulmonares cuando son expuestas a su efecto.  

Paralelamente, se han tomado muestras de piroclastos de diferentes granulometrías para implementar en laboratorio experimentos en columnas que permitan determinar su comportamiento en la depuración de aguas residuales.   

 

Medidas de OFYGA 

El grupo de investigación de Oceanografía Física y Geofísica Aplicada (OFYGA), se encuentra realizando medidas en la erupción volcánica de La Palma. Este grupo de investigación está haciendo medidas con antenas GPS muy precisas para monitorizar la deformación del terreno debido a la intrusión magmática en el subsuelo que ha dado lugar finalmente a la erupción volcánica.  Este trabajo se está realizando en colaboración con el IGN que tiene varias estaciones fijas y que miden de forma contínua.  

La deformación ha alcanzado un máximo en torno a 28 cm cerca de la boca eruptiva bajando a unos 8 cm a 6-7 km de la misma. En estos momentos se mantiene estable. Cuando vaya parando la retroalimentación magmática en el subsuelo, se espera que la deformación vaya disminuyendo, siendo uno de los parámetros que podemos utilizar para el análisis de la actividad volcánica. 

Además, teniendo una cobertura espacial de la deformación debido a la intrusión magmática, se puede estimar el volumen de magma que causa la deformación en un determinado instante. 

El grupo OFYGA está muy pendiente de la sismicidad con la idea de instalar un acelerógrafo en la zona de Fuencaliente además de estar pendiente de medidas oceanográficas cerca de la zona afectada por la lava en su contacto con el mar.