Mirame Tv

Un familia con nueve hijos, condenada a la calle el 1 de febrero

Las administraciones no les dan una alternativa habitacional y les piden que busquen un alquiler que no pueden contratar por falta de ingresos

La familia de Elisa Morín, madre de nueve hijos, y su marido se verá en la calle el próximo día uno de febrero. Este martes contó en Canarias Al Día las terribles circunstancias que los han llevado al límite. Según narró, la pandemia "hizo que mi marido perdiera el trabajo y no tenía derecho a ERTE porque llevaba poco tiempo trabajando. Por esta razón, dejaron de pagar unos meses del alquiler. La primera orden de deshaucio esta fechada  el de 19 octubre, pero el  "plan antidesahucios y los informes de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Santa Cruz y la Consejería Obras Públicas, Transporte y Vivienda" han frenado el lanzamiento en tres ocasiones. "Este es el definitivo", dijo,  y el Instituto Canario de la Vivienda "nos dice que no tiene nigún tipo de alternativa".

En este ultimátun, la respuesta de Servicios Sociales es que "debemos buscar una vivienda de alquiler nosotros y que el Ayuntamiento se podría hacer cargo de la fianza y los primeros meses, pero cualquier particular o cualquier inmobiliaria pide contrato de trabajo, nómina y un fiador. Esto para nosotros no es posible".

Elisa Morín explica que su marido "anda buscando como un loco trabajo. Él es metre profesional y habla cuatro idiomas, pero, debido a cómo están las circunstancias en restauración, es cada día más difícil encontrar trabajo y cada día cierran más empresas".

La familia presentó una queja en la Diputación del Común por la falta de respuesta de las administrackjones.. A raiz de ahí se movilizó el Insituto Canario de la Vivienda y "fue la primera vez que frenaron" el desahucio.

Esta madre cuenta la angustia y dificultades que ha tenido  para comunicar a las administraciones públicas la situación de su familia, porque "todo era con cita previa" y "nosotros no teníamos tiempo", por eso "me vi obligada a poner una reclamación a la Diputación del Común".

Según detalla, "nosotros habíamos pedido la ayuda de alquiler por Covid en el mes de mayo y hasta la actualidad no hemos recibido respuesta".

Ingreso Mínimo Vital

En la actualidad, la familia de once miembros vive del Ingreso Mínimo Vital (IMV), que "nos llegó el mes pasado", pero "no nos alcanza, porque esperábamos 1.015 euros y nos dieron 503. En este punto, Elisa Morín recuerda que el BOE especificaba que las personas que cobraban prestaciones por hijo a cargo no tenían ni que solicitarlo, si no que se les abonaría directamente el 26 de junio, pero "tampoco fue así". 

Elisa confiesa que "aunque no nos guste y nos haga pasar vergüenza, hemos tenido que recurrir a Cruz Roja, por ejempo en el confinamiento, cuando nos quedamos sin comida". Entonces tenían una ayuda bimestral de 140 euros por de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Santa Cruz.  Entonces "llamamos al Ayuntamiento para decirles que nos habíamos quedados sin comida, que estábamos confinados en casa, pero no recibimos respuesta".

Esta madre relata que más tarde, cuando llegó la queja al Diputado del Común, la trabajadora social que llevaba su  caso le reprocha " porqué no había allí con el desahucio, cuando entonces estaban todas las oficinas cerradas y todo era a través de telefonía" y le recordó que ya tenía lo de la tarjeta, "pero son 140 euros para once bocas". Según admite, en ese tiempo su familia comió gracias a Cruz Roja, que "me llevó una gran compra a casa todos los meses del confinamiento". 

Esta familia también ha recibido ayuda de la Asociación García Escámez y en diciembre "me llegó un mensaje del Instituto El Chapatal, donde estudian cuatro de mis hijos,  en el que me preguntaban si teníamos necesidad de algo. Al parecer, lo enviaron a todas las familias,  pero yo les escribí diciendo que sí que lo necesitaba, aunque pasara vergüenza".

Finalmente, Elisa Morín recordó a las administraciones que "las personas no podemos estar esperando tanto tiempo por ayudas, porque si sale una ayuda de emergencia  al alquiler y no se abona rápidamente les puede pasar lo mismo que me ha pasado a mí".

En este punto, recalcó que el Instituto Canario de la Vivienda está publicando un listado de ayudas al alquiler de las personas que lo solitaron el 18 de mayo y estamos a 19 de enero de 2012; yo me imagino que a muchas otras personas le puede estar pasando lo que a mí".

Finalmente, Elisa Morín confesó que los días más duros para ella han sido los que pensaba que, si se quedaba en la calle, Servicios Sociales me iba a quitar a mis hijos" y narró el caso de una señora que, después de ser operada del un cáncer ,se quedó en la calle y sin sus cuatro hijos. Además, continúó solo podía hablar con ellos una hora a la semana por vídeoconferencia. "Eso me parece hasta inhumano. Yo pienso que, si mis hijo ser verían en esa situación, sufrirían muchísimo porque están acostumbrados al calor de su madre", dijo.