Mirame Tv

El nuevo colegio de Arico, un paso más cerca

El Ayuntamiento llevará al pleno la puesta a disposición de la Consejería de Educación de más de 12.000 metros cuadrados en Abades

El próximo miércoles 27 el grupo municipal elevará a pleno la puesta a disposición de suelo en Abades para la construcción de un nuevo colegio. Su puesta en marcha es fruto del dialogo mantenido desde el inicio del curso escolar entre gobierno municipal, encabezado por el alcalde de Arico, Sebastián Martín, y María Candelaria González, directora general de Centros, Infraestructura y Promoción Educativa del Gobierno de Canarias, según informa una nota municipal.

Cabe destacar que, de esta interlocución entre el regidor, los vecinos y la directora general, ya se consiguió una ampliación del colegio de El Porís a principios de este curso mediante la instalación de un aula accesoria al centro. Tras eso, el consistorio da el primer gran paso para transformar la situación escolar del municipio, promoviendo la mayor inversión en educación en décadas.

La edificación de este colegio supondrá el cumplimiento de uno de los principales compromisos del Pacto de la Concordia, el documento que establece las principales pautas del actual gobierno local. “Este proyecto nace del compromiso de nuestro gobierno con la infancia y la juventud, que requieren mejorar la experiencia de estudiar en la escuela pública. Si aspiramos a darle a nuestros hijos la mejor educación, las infraestructuras deben ser excelentes, por eso cedemos 12.000 metros cuadrados, el triple de lo que nos pedían. Deseo que en menos de 3 años esté finalizada la obra, me ocuparé en primera persona de que el Gobierno canario tome el nuevo colegio de Arico como una prioridad”, señaló Martín.

El espacio cedido a la construcción del nuevo colegio está localizado en el barrio de Abades, en la Urbanización Caleta María Luisa. Se trata de la única parcela de titularidad pública que cumple con todas las características solicitadas por la Consejería, entre ellas: acceso rodado, abastecimientos de agua, evacuación de aguas residuales, suministro de energía eléctrica para la ejecución de la obra, puntos de conexión de suministro eléctrico de baja tensión y telefonía, y un mínimo de 4000 metros cuadrados.

En palabras del responsable del área de Educación y Servicios Sociales, Pedro Andrés González, “es un paso muy importante para el municipio, permitirá dar respuesta a la demanda presente y futura de escolarización. Queremos que cuando el colegio abra sus puertas, estudiantes, profesorado y personal administrativo disfruten en un centro moderno y adaptado a las exigencias actuales. Aunque el primer objetivo es lograr la mayoría del pleno, no espero otra cosa que el apoyo unánime de los grupos municipales”.