Mirame Tv

Manuel González: "Antonio Morales ejerce actitudes dictatoriales y sectarias"

El músico acusa al presidente grancanario de actuar en venganza al no querer incluir al arqueólogo Julio Cuenca en la nominación a los Premios Canarias

El músico, productor y miembro de Mestisay, Manuel González, uno de los 30 profesionales que firmó una artículo publicado el pasado domingo en el periódico La Provincia poniendo en evidencia al presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales,  explicó en el programa Canarias al Día, de Mírame Televisión, las razones que lo llevaron a firmar este artículo. González arremete contra Morales por la forma en que dirige la institución. "A veces los políticos se olvidan de que no solo se trata de ganar unas elecciones, después hay que saber liderar, hay que saber gobernar, hay que saber conciliar, hay que saber unir. Yo y otras personas entendemos que este señor no hace eso si no lo contrario: ejerce actitudes dictatoriales, ejerce actitudes de sectarias, afirmó.

Según explica, los firmantes del artículo "salimos a defender a Julio Cuenca porque todos nos molestamos con cómo Morales utiliza el cargo institucional de forma absolutamente ignominiosa para quitar a Julio Cuenta de una ecuación que es muy clara. El Cabildo nomina a los Premios Canarias al Servicio de Patrimonio del Cabildo, que son funcionarios que cobran su sueldo al mes, en vez de nominar al director científico y a quien hizo el relato de Risco Caído, designado por la Unesco Patrimonio de de la Humanidad", explicó. En definitiva, "buena parte del relato que se construye sobre Risco Caído y sobre las Montañas Sagradas de Gran Canaria se debe a Julio Cuenca".

Sin embargo, González afirmó que Antonio Morales, "se empeñó hasta última hora, hasta que perdió la votación, no sé por qué razones, aunque supongo que habría alguien de su partido o del PSOE, que gobierna con él en el Cabildo, que dijo hasta aquí hemos llegado con tú prepotencia". De hecho, votaron en contra el alcalde de Gáldar y dos consejoros del PSOE. Por eso ganó la votación la enmienda que presentó el portavoz del Partido Popular, Marco Aurelio Pérez

"Esto sucede posiblemente por una venganza personal a propósito de que Julio Cuenca, junto a Antonio González Viéitez y otras 70 personas, firmaron una carta hace año y medio, diciéndole a Antono Morales vamos a hablar del proyecto Chira-Soria; creemos que era un buen proyecto hace diez o 12 años, cuando se empezó a hablar sobre él, pero ahora, con todos los cambios tecnológicos que ha habido, es necesario revisar la intervención en ese espacio natural protegido." aseguró.

"Antonio Morales no permite disidencia alguna. Le molesta mucho que las opiniones de los ciudadanos no coincidan con cómo él entiende a Gran Canaria y ese es el problema", apostilló.

40 años en un despacho público

González admitió que "el artículo ha causado cierta sensación, porque en Gran Canaria vivimos una situación preocupante, bastante preocupante, en el sentido del liderazgo institucional. Antonio Morales, al que voté en su primera presentación y que incluso me pidió que hiciera público mi apoyo, tiene una imagen construida a base de mucho dinero público desde que era alcalde de Aguímes. No hay que olvidar que en el año 23 este señor estará 40 años en un desplacho público. Esto es muy peligroso inicialmente, con Morales y con cualquiera".

En este sentido, añadió que el presidente "se ha construido una imagen pública inocente, aparentemente impecable, que, después, no tiene nada que ver con cómo él acciona ese poder institucional sobre cuestiones que nos afectan a todos. Este es el caso del proyecto Chira-Soria, que significa la industrialización del espacio natural de Arguineguín".

González contó que hace unos meses Antonio González Viéitez me pidió ayuda para la Plataforma Salvar Chira-Soria y me "explicó las razones por las que la Plataforma se enfrenta, y es muy incómodo esto, al poder y al dinero público que utiliza Antonio Morales para contar mentiras sobre el proyecto, yo me decido comprometo al resto de los compañeros. 

Por otra lado, se refirió a una nota del Partido Popular informa que la Consejería de Presidencia se va a gastar este año cuatro millones setescientos mil euros en propaganda institucional y en mantener un "surtido" equipo de periodista, "con toda la que está cayendo a nivel económico, con la cantidad de parados, de necesidades, con la crisis sanitaria, con la crisis de emigración".   González se pregunta si alguien puede explicar ese gasto.

Como otra anécdota triste recordó, que, cuando Morales se presentó por primera vez a la Presidencia del Cabildo, recibió una llamada de un concejal de Agüimes que, a raíz de su relación de amitad con el ahora presidente, le pidió que Olga Cerpa y él participaran en un vídeo de campaña y le dijeron que sí, pero advirtiendo que "sabemos que por ser artistas no tenemos porqué decirle a nadie qué es lo que tiene que votar, lo que sí vamos a decir es que es Antonio es buena persona, ha hecho una buena labor en Agüimes y nos alegra que, bien en la Presidencia o bien en la oposición, es muy intesante que Antonio Morales esté en el Cabildo. Fue a grabarlo y les dije que si no les cabe lo quitan. Bueno, me llamó la jefe de prensa de su campaña, que ahora creo que las jefa de su Gabinete, y me pidió que quitara la frase de 'bien la oposición' y yo le dije que no la iba a quitar. A raiz de ahí sucedió lo que siempre pasa con Antonio Morales, me quitó la palabra y en los cuatro años anteriores Mestisay no tuvo ningún contrato con el Cabildo. Ahora sí, porque está una consejera socialista, que entendió que esto era injusto por nuestra popularidad en Canarias y aquí ". 

El músico recalcó que "si a nosotros nos va mal profesionalmente, pero a la isla le va muy bien, a mi no me hace falta el Cabildo de Gran Canaria ni sus contrataciones para vivir. Me alegraré por la isla. Esto no es una cuestión personal que es lo que quiere vender él con lo de Julio Cuenca".

Finalmente, volvió a recordar que, "a parte del comportamiento poco digno que ha tenido Antonio Morales con una serie de persona en Gran Canaria, esto es la defensa de un espacio natural, porque la isla de Gran Canaria está saturada de malas acciones contra la ecología, contra el mediambiente, contra nuestros especios naturales, que es lo que le vamos a dejar a nuestros hijos. Vamos dejar de jugar ya con fuego y vamos a reparar todos los errores cometidos con nuestro patrimonio natural, que es lo único importante que debemos presevar".