Mirame Tv

El Ayuntamiento inicia la rehabilitación del cementerio de San Rafael y San Roque

Las obras alcanzan un importe cercano a los 600.000 euros y el Consistorio de Santa Cruz pretende incorporar el camposanto al circuito cultural de la capital tinerfeña

 

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha iniciado recientemente la obra de rehabilitación del cementerio de San Rafael y San Roque con el objetivo de rescatarlo de su deterioro e incorporarlo al circuito cultural de la ciudad, según informa la Corporación en una nota de prensa. Por ello, hoy el alcalde, José Manuel Bermúdez, realizó una visita a la citada instalación acompañado por el concejal de Infraestructuras, Dámaso Arteaga, y la responsable de Cultura y Patrimonio Histórico, Gladis de León, para comprobar el estado de las obras de este Bien de Interés Cultural (BIC).

Para José Manuel Bermúdez, "el cementerio de San Rafael y San Roque es un elemento muy singular de la historia de Santa Cruz y con esta obra de rehabilitación de un Bien de Interés Cultural como éste lo que estamos pretendiendo es que la ciudadanía lo pueda conocer dentro del catálogo cultural de la ciudad".

Por su parte, el concejal de Infraestructuras, Dámaso Arteaga, comentó que "la intención del Ayuntamiento es recuperar este camposanto para abrirlo al público como Bien de Interés Cultural que es y de esta manera dignificar una instalación de un gran valor para la ciudad".   

La rehabilitación interior consiste en recuperar las edificaciones existentes dentro del recinto que se encuentran en mal estado, respetando su diseño, materiales y sistema constructivo, siempre que sea posible. A su vez se demolerán las construcciones más recientes, la edificación adosada a la capilla anglicana y el estanque.

Para poder resolver los condicionantes mínimos de accesibilidad y servicios públicos, la obra aprovecha los cuartos traseros al portón católico que se rehabilitan y se dota de una rampa que conecta de forma accesible los dos cementerios.

Esta actuación se complementa con la potenciación de la vegetación y la jardinería, mediante un proyecto de jardinería y riego, así como la iluminación y mobiliario urbano necesario en este tipo de edificación abierta al público. La jardinería aprovecha los árboles de porte existentes que están en buenas condiciones, eliminando los que presentan dificultades o no están como debieran, aportándose otros ejemplares que los sustituyan. 

El importe de la obra ronda los 600.000 euros, con un plazo de ejecución previsto de 12 meses, por lo que se espera que esté concluida a finales del 2021.

El camposanto actual tiene una superficie de 7.156,94 m2 y forma rectangular. En él se encuentran el cementerio católico y anglicano que se le adosó con posteridad (1810-1916). En un principio, los cementerios estaban separados por un muro alto de mampostería, como el resto de los muros perimetrales, que después fue eliminado.