Mirame Tv

Los hoteleros se quejan de que solo cinco ayuntamientos han rebajado la carga fiscal por la crisis del Covid-19

La patronal Ashotel lamenta en un comunicado el poco apoyo de las corporaciones locales a la industria turística de la provincia tinerfeña

 

La Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro, Ashotel, lamenta que solo 5 de los 23 ayuntamientos de la provincia tinerfeña a los que se remitió hace meses solicitudes para contribuir de alguna forma a la rebaja de la carga fiscal de impuestos y tasas municipales al sector turístico han adoptado medidas encaminadas a este fin. Se trata de los ayuntamientos de Garachico, Puerto de la Cruz, Arona, Adeje y Santa Cruz de Tenerife.

El primero en adoptar un acuerdo en el seno de su corporación fue Garachico, que por acuerdo municipal propuso la exoneración de la tasa de basuras durante el primer estado de alarma, así como el aplazamiento y ampliación del plazo para el pago de impuestos y tasas municipales. 

En segundo lugar, Puerto de la Cruz, que aprobó una exoneración del 50% en la tasa de basuras para el segundo, tercer y cuarto trimestre de este año 2020. El tercero, Arona, que aprobó recientemente en pleno una rebaja del 50% en el recibo de la tasa de recogida de basura del primer semestre de 2021 a aquellas empresas y autónomos que se han visto afectados por los estados de alarma que persisten en el país como medida para controlar la pandemia.

Los últimos ayuntamientos en adoptar una medida similar han sido Santa Cruz de Tenerife y Adeje. La capital tinerfeña anunció hace apenas unas semanas la rebaja de un 50% de la tasa de basura para pymes y autónomos para los ejercicios 2021 y 2022. En el caso de Adeje, a finales de octubre anunció una rebaja de los principales impuestos y tasas para 2021 para particulares y empresas, en concreto, el 4% del IBI, el 17,72% del Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO); el 5,3% del IAE y el 8% de la tasa de recogida de basuras. Además, Adeje anunció también en marco el aplazamiento, fraccionamiento y retraso del calendario fiscal, así como la devolución de las tasas de basura abonadas durante el primer estado de alarma para contribuyentes que se han visto en la obligación de suspender la actividad económica.

Ashotel viene demandando apoyo a los ayuntamientos con cierto peso turístico desde hace meses. De hecho, desde el mes de abril se envió una carta a 23 consistorios de la provincia tinerfeña, en la que la patronal hotelera planteaba que la prioridad absoluta en materia económica radicaba en proteger y dar soporte al tejido productivo y social para minimizar el impacto y lograr que, una vez finalizada la alarma sanitaria por la pandemia de COVID-19, se produjera lo antes posible una recuperación de la actividad.

Ashotel ha entendido que, ante esta situación de crisis nunca antes vivida, resulta necesaria la adopción de medidas de carácter extraordinario y urgente de diversa índole, dando prioridad a aquellas que persigan minimizar el impacto en la destrucción del empleo.

En este sentido, proponía en su carta la eliminación o reducción, si no es posible lo primero, de impuestos como el de construcción, instalación y obra, que se revela en estos momentos de extraordinaria gravedad como un obstáculo a esa recuperación. Asimismo, se planteaba la reducción de la tasa de recogida de residuos durante el tiempo en que los establecimientos estén cerrados; aplazamiento del IBI hasta que no se produzca la reapertura del sector, además de la necesariaagilización de las licencias urbanísticas. 

La patronal hotelera cree necesario modificar diversas ordenanzas fiscales que en la actualidad y en el futuro cercano y medio impedirán a los promotores ejecutar sus proyectos, teniendo en cuenta los excesivos gastos que en materia de tributos comportan las operaciones. Sin duda, las modificaciones en las normas municipales de naturaleza tributaria contribuirían a paliar la crisis, a generar empleos y, en general, a posibilitar un movimiento económico que, sin tales medidas, será muy difícil en las condiciones actuales y con las inciertas previsiones futuras. 

Las cartas se remitieron a los siguientes ayuntamientos de Tenerife a mitad del mes de abril: Arona, Adeje, Guía Isora, Santiago del Teide, Buenavista, Arico, Granadilla, San Miguel, La Laguna, Puerto de la Cruz, Los Realejos, Garachico, Icod de los Vinos y Santa Cruz de Tenerife. Las peticiones se entregaron por registro porque las sedes electrónicas no estaban funcionando o no aceptaban firma, salvo en el caso de Santiago del Teide, que sí se fue posible por sede electrónica.

Además, se enviaron cartas en agosto a Alajeró, San Sebastián de La Gomera, Valle Gran Rey y Hermigua, en La Gomera; Los Llanos de Aridane, Breña Baja y Fuencaliente, en La Palma; y a Valverde y La Frontera, en El Hierro, municipios donde Ashotel cuenta con establecimientos asociados.