Mirame Tv

El PSOE suspende de militancia al alcalde de Arona, José Julián Mena; al concejal Luis García y al presidente local, Agustín Marichal

Mena asegura que esta situación no afecta al ámbito institucional como alcalde, sino solo como militante

La Comisión Ejecutiva Federal del PSOE ha resuelto suspender cautelarmente de militancia al alcalde de Arona, José Julián Mena, al concejal Luis García y al presidente de la Agrupación Local , Agustín Marichal. 

La suspensión cautelar se debe a que el partido les ha abierto un expediente disciplinario a los tres dirigentes socialistas aroneros y estará en vigor hasta que que se resuelvan, según informa en un comunicado el PSOE de Canarias. 

Hay que recordar que las direcciones nacional, regional e insular del partido conminó tanto al  habían pedido que tanto ealcalde como al exconcejal de Urbanismo a que entregaran sus sus actas de concejal tras los conflictos y la división interna en el grupo municipal.

Los socialistas gobiernan Arona con mayoría absoluta de 14 concejales, pero el enfrentamiento, entre Mena y García ( cada uno de ellos con el apoyo de seis concejales) hace ingobernable la corporación. 

Reacción de Mena

El alcalde de Arona, José Julián Mena,  remitió esta misma tarde un comunicado en el que reitera  su intención de esperar a que su partido, el PSOE, instruya el expediente disciplinario  para proceder a la presentación de las alegaciones correspondientes.

Mena afirma que la situación anunciada hoy por el PSOE no afecta, por tanto, al ámbito institucional como alcalde, sino únicamente como militante.

Asimismo, asegura que "esta noticia era ya esperada", si bien en unos términos más duros que los que ahora se plantean como la anunciada expulsión provisional.

Además, explica que, a partir de la comunicación de la incoación del expediente, tendrá que producirse el nombramiento de un instructor que dé forma y fundamente el mismo. Una vez concluido ese proceso, tendría que comunicársele el expediente y se abriría el procedimiento para la presentación de alegaciones, así como el inicio de otras vías en defensa de sus derechos fundamentales como ciudadano y como militante socialista.