Mirame Tv

Tenerife se queda sin otra escuela unitaria: "Se las están cargando y nos ha tocado a nosotros"

Los vecinos de Cruz de Tea en pie de guerra por el cierre de su unitaria / Educación ha prematriculado a los alumnos, sin previo aviso, en otro centro ante la indignación de los padres

El pasado lunes 28 de marzo la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias hacía llegar un escrito al C.E.I.P Nuestra Señora del Buen Viaje del núcleo de Cruz de Tea, en Granadilla de Abona, para informarles del cierre del centro de cara al próximo curso escolar. De hecho esta misma semana se abren las prematriculaciones en todos los centros canarios menos en esta escuela unitaria del sur tinerfeño. El Gobierno canario argumenta que seis niños son insuficientes para mantener la actividad del colegio a pesar de que, según los padres, cumplen los requisitos que exige la normativa para mantener abierto el centro: contar con al menos cuatro alumnos.

Actualmente Nuestra Señora del Buen Viaje cuenta con seis alumnos matriculados que reciben las lecciones impartidas por Manuel Llamazares, director y único maestro del centro. La portavoz de los padres, Isabel Dalux, asegura que sus hijos han sido prematriculados por Educación sin previo aviso y sin haberles consultado en otro centro situado a seis kilómetros de distancia, en el mismo municipio, y nos les han dejado si quiera elegir el colegio en el que quieren que estos niños granadilleros sigan estudiando. Al estar las matriculas cerradas, ningún padre o madre puede pre matricular a sus hijos en la escuela unitaria, por lo que el Gobierno argumenta la escasez de niños cuando desconoce cuántas nuevas matriculaciones pudieran haber. Según Dalux, "es más caro para las arcas públicas desplazar a los niños a otros centros, porque hay que poner transporte y comedor" y cree que "la Consejería sigue una estrategia para cargarse las escuelas rurales y nos ha tocado a nosotros". Según los padres, ni si quiera al director del centro le han argumentado una razón "de peso" para el cese de la actividad lectiva en Cruz de Tea.

Lo cierto es que el cierre de este colegio se suma a otros muchos que se han producido en las Islas en los últimos años y que obedecen a una política del Gobierno regional para terminar con el modelo educativo de las unitarias.

Dalux se queja de que ni el alcalde del municipio, Jaime González Cejas, ni la concejala de educación, Georgina Molina, hayan buscado soluciones al problema y se hayan limitado a decir que "no es viable mantenerla abierta". La edil habría indicado a los padres que "es perjudicial mantener abierta una unitaria" para los propios niños y, según los padres, les ha presionado para evitar que se pronunciaran en los medios de comunicación. Este grupo de padres solicitó a la concejala una reunión hace siete meses para abordar distintos asuntos y aún no se ha personado en el centro por lo que han "perdido la esperanza" de que se implique ahora con el inminente cierre del centro.

Llama la atención que desde la oposición en el ayuntamiento, el portavoz de Coalición Canaria José Domingo Regalado, asegure que ya ha mantenido contacto con la Consejera de Educación del Gobierno de Canarias, Soledad Monzón, de su mismo partido. Regalado dice que desde Educación le han reiterado la necesidad de seguir prestando este servicio educativo en Cruz de Tea, "porque todos los padre y madres tienen derecho a contar con un centro educativo cercano de infantil y primaria para que no sea necesario tener que salir del núcleo poblacional para estar escolarizado". Nada más lejos de la realidad puesto que los alumnos ya están pre matriculados en otro centro del municipio y sin la opción de volver a cursar estudios, a partir de septiembre, en su escuela rural.