Mirame Tv

#ReyesParaTodos rompe las previsiones y recoge más de 30.000 regalos

La iniciativa de Bomberos, Cruz Roja y Mírame TV permitirá repartir juguetes a las familias sin recursos de todas las islas de la provincia y garantizará artículos higiénicos a 1.500 mayores durante seis meses

Tenerife cumplió hoy un sueño. Miles de personas acudieron a lo largo de la jornada al Reloj de Flores del parque García Sanabria de la capital para participar en la iniciativa Reyes Para Todos, organizada por el Cuerpo de Bomberos, Cruz Roja y Mírame Televisión. El evento rompió todas las previsiones y, durante las más de cuatro horas que duró el acto solidario, los voluntarios de la ONG y la cadena local recogieron más de 30.000 regalos para niños y niñas en exclusión social, así como para personas mayores que viven en residencias de la Isla.

"Se han superado todas las expectativas, tenemos más de 30.000 regalos y hemos dejado de contar ante la incesante llegada de gestos de solidaridad, es imposible dar una cifra exacta", explicó Elena Marcos, coordinadora de Cruz Roja. "Ningún niño o niña cuya familia sea demandante de nuestra organización en la provincia tinerfeña se va a quedar sin un juguete estas Navidades", expresó cargada de emoción. De hecho, en el caso de las personas mayores, tras el acuerdo alcanzado con siete residencias de mayores de Tenerife, los presentes recogidos permitirán el abastecimiento de artículos de primera necesidad para los próximos seis meses, y llegarán a unos 1.500 usuarios, según cálculos de la ONG.

Fruto del éxito de la iniciativa, pasado el mediodía hubo que suspender gran parte de las exhibiciones previstas en Méndez Núñez al colapsarse la arteria capitalina con camiones cargados de paquetes, lo que obligó a dar prioridad a la recogida de los juguetes que no pararon de llegar a lo largo de todo el acto. Aún así, gran parte de los regalos se quedaron dentro de los vehículos, ante la falta de espacio en los alrededores del Reloj de Flores. Solo dos horas después del inicio de Reyes Para Todos, eran escasos los huecos libres para colocar los gestos de solidaridad del pueblo de Tenerife. Aunque fueron muchas las muestras de solidaridad que inundaron el parque García Sanabria, mención especial merece la aportación de Banco de Juguetes, con más de 3.500 artículos que alegrarán las Navidades de muchos usuarios de Cruz Roja.

La gran fiesta de la solidaridad arrancó con una multitudinaria cabalgata que partió de la Plaza de Weyler y vivió su apoteosis con la llegada del embajador de los Reyes Magos al Reloj de Flores. Más de un millar de personas participaron en un recorrido que vistió de ilusión las calles de Santa Cruz de Tenerife: bomberos, policías, murgas infantiles, comparsas, coches antiguos, bandas de música, personajes de los dibujos animados... y así un sinfín de protagonistas que tiñeron el recorrido del color de la ilusión.

 

Calles colapsadas

Los 600 metros que separan la Plaza de Weyler del García Sanabria se colapsaron con el numeroso público que no quiso perderse en primer plano el avance de la marea solidaria. Los niños y niñas pudieron disfrutar de una intensa mañana junto a sus ídolos, subidos en los camiones de bomberos o participando en las exhibiciones de los cuerpos de seguridad, como también hicieron sus padres y madres, así como todas las personas mayores que hoy volvieron a sentirse protagonistas como la parte importante que son en la sociedad.

Después llegó el turno de las actuaciones musicales, del entretenimiento para los más pequeños y, especialmente, del momento más emotivo de la jornada, cuando cientos de niños y niñas se acercaron al Embajador de los Reyes Magos para entregarles sus cartas. Imágenes cargadas de esperanza reflejadas en las caras de las más de 10.000 personas que a lo largo de todo el día acudieron a la cita. Atrás queda también la aportación de muchas empresas que colaboraron con importantes donaciones, algunas incluso con el deseo de conservar el anonimato.

Ahora, mientras poco a poco se apagan los últimos ecos de un evento inolvidable, llega el turno de los voluntarios de la ONG, encargados de distribuir todos los regalos recogidos durante Reyes Para Todos entre más de 4.000 familias demandantes de Cruz Roja y 1.500 personas mayores de siete residencias de Tenerife. Un año más, la sociedad de Tenerife volvió a demostrar su compromiso con las personas que más lo necesitan. La solidaridad volvió a ser la gran triunfadora de la jornada.