Mirame Tv

Rescatan a cinco perros escuálidos, llenos de parásitos y moribundos de una cueva de Tabaiba

La Guardia Civil investiga a un vecino de La Laguna de 66 años por un delito de abandono animal

Agentes de la Guardia Civil del Puesto de Santa Cruz de Tenerife, con el apoyo de la Policía Local del municipio de El Rosario, han instruido diligencias en las que investigan a un varón de 66 años de edad, vecino del municipio de San Cristóbal de La Laguna, como presunto autor de un delito de abandono de animales, después de que retiraran de una cueva ubicada en Tabaia a cinco perros famélicos, llenos de parásitos, con aspecto moribundo y extrema debilidad..

Tras ser alertados por una cuidadana, acompañados por esta y un trabajador del Albergue Comarcal de Valle Colinlo, , se trasladaron al lugar donde se ubicaba la cueva tapada con pales, hierros y maderas en donde se encontraban los animales., ubicada en un barranco de Tabaiba, y donde también había gallinas y cabras.

Los cinco perros, cuatro podencos canarios y un pointer, estaban escuálidos, con un gran número de grararpatas, les faltaba pelo, tenía problemas de movilidad y su aspecto era de moribundos, según describe el instituto armado en una nota. En en lugar no había ningún alimentos para los animales y  solo había "un recipiente con poco agua y de color verde".

Ante la situación, los agentes decidieron retirar inmediatamente a los perros y trasladarlos o al Albergue Comarcal Valle Colino. Para atraer a los animales hasta el vehículo en el que iban a ser trasladados usaron como señuelo comida, pero , según indica la nota, con "grandes dificultades, ya que los aperros no eran capaces de caminar los 200 metros que separaban los habitáculos del vehículo, y se desvanecieron en varias ocasiones,  por lo que llegaron a temer por su vida ante la gravedad de su estado.

Según el informe veterinario, ” los perros se encontraban tan débiles, con las mucosas pálidas (anemia) y con lesiones en piel, todo ello debido a los parásitos (pulgas y garrapatas) y al insuficiente aporte nutricional que recibían por parte del tenedor de los mismos. Era tal la inanición a la que estaban sometidos que podrían haber fallecido en un breve periodo de tiempo de no haberse realizado la intervención.”

Las diligencias instruidas han sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Santa Cruz de Tenerife.