Mirame Tv

38 detenidos por pertenecer a una mafia italiana que blanqueba su dinero en Gran Canaria y Fuerteventura

Se han bloqueado y embargados propiedades y sociedades varloradas en 14 millones de euros

La Guardia Civil y la Agencia Tributaria en colaboración con el Arma de Carabinieri italiano y la Policía de Austria, en una operación conjunta coordinada por las autoridades judiciales italianas en Roma especializadas en la lucha contra la mafia, han llevado a cabo la operación ‘Ingenere’ en la que han sido detenidas 38 personas pertenecientes a la mafia denominada ‘Banda dellaMagliana’. Han sido bolqueadas y embargadas 37 propiedades y 19 sociedades por un valor aproximado total de 14 millones de euros. También se han intervenido numerosos vehículos y cuentas bancarias. Las detenciones realizadas en Gran Canaria y Fuerteventura se han realizado en ejecución de Órdenes Europeas de Detención y Entrega (OEDE), según informa una nota de la Guardia Civil

La investigación comenzó después de que la operación 'Jackpot', desarrollada por los Carabinieri en Italia,  permitera identificar a una organización criminal de corte mafioso, llamada la 'Banda dellaMagliana', que estaba  dedicada al fraude telemático y estafa principalmente a través del juego ilícito, blanqueo de capitales y extorsión, entre otros delitos. El italiano, Salvatore Nicitra, actualmente en prisión, era el cabecilla de esta banda mafiosa y está considerado un objetivo de alto valor (HVT) dentro de este tipo de criminalidad junto con Francesco Inguanta y Rosario Zarbo.

 

Esta organización criminal se había hecho de forma ilícita con el control del sector del juego en Italia mediante la gestión y suministro de maquinas de juegos de azar, utilización de software ilícito, así como juego online. Fruto de éstas y otras actividades se generaban grandes beneficios económicos que eran utilizados para la concesión de créditos y préstamos que posteriormente se hacían cobrar a sus víctimas mediante extorsión.

 

Parte de la organización criminal vinculada a Nicitra se había especializado en diseñar y poner en marcha un complejo entramado empresarial a nivel europeo a través del cual introducían este dinero en el flujo económico legal mediante la simulación de relaciones comerciales legales vinculadas también al sector del juego. Así trataban de evitar posibles controles y la aplicación de medidas de prevención del blanqueo de capitales.

A finales del 2018, agentes de la Guardia Civil iniciaron una investigación sobre Salvatore Nicitra y otros individuos relacionados con él con el fin de esclarecer las actividades ilícitas cometidas en nuestro país y el entramado establecido para ello.

Nicitra, excabecilla de la 'Banda dellaMagliana', realizaba viajes de forma constante entre España e Italia, gestionando así las actividades de la organización mafiosa que lideraba y  había realizado importantes inversiones inmobiliarias en las Islas Canarias, fruto del rédito económico generado por las actividades de la banda.

Estas investigaciones han permitido esclarecer una serie de homicidios e intentos de asesinato ocurridos entre los años 80 y 90, como el asesinato de los hermanos Belardinelli, cuya autoría está estrechamente relacionada con Nicitra y su organización criminal.

Debido al complejo entramado económico y a las medidas de investigación llevadas a cabo a nivel internacional,  a mediados del año 2018 se estableció un equipo de investigación conjunto entre la Comandancia de la Guardia Civil en Las Palmas y la Delegación Especial de la Agencia Tributaria en Canarias, con funcionarios de la Dependencia Regional de Recaudación de Canarias especializados en el estudio de sociedades y funcionarios del Área Regional de Vigilancia Aduanera expertos en el blanqueo de capitales. Este equipo logró desbrozar el tráfico comercial y societario ficticio creado con la intención de blanquear dinero con origen ilícito en Italia.

De esta forma, y bajo la instrucción judicial competente, ya a finales de 2019 se realizó la  intervención cautelar tanto de importantes bienes muebles, como de diversas cuentas corrientes que manejaba la supuesta organización criminal en la isla de Fuerteventura.