Mirame Tv

Raynair deja en la calle a 70 pilotos y 134 tripulantes de cabina en Canarias

Los empleados de la empresa irlandesa de bajo coste no han recibido las cartas de despido

Se confirmó el cierre de Raynair en Canarias. La empresa irlandesa de bajo coste dejó este martes en la calle a 70 pilotos y 134 tripulantes de cabina en las islas, sin que, a día de hoy, hayan recibido la carta de despido., según confirma desde el sindicato USO a mirametv.com

De hecho, lo trabajadores de Ryanair en el aeropuerto Tenerife Sur estaban citados este martes, a las 17:00 horas, para "entregar los uniformes, las crdenciales y el resto de utensilios de la compañía", según confirmó a el secretario de Organización del sindicato USO, Jairo Gonzalo.

Sin embargo y pese a  que la actividad de Raynair en las islas está suspendida, (este miércoles no se había programado ningún vuelo) los  más de 200 trabajaores no habían recibido las preceptivas cartas de despido, que deben enviarse 15 días antes de la suspensión del contrato laboral.

Así las cosas el conflicto entre Raynair y su pantilla en las Islas tiene visos de enternizarse hasta que los tribunales dictaminen.

El conflicto laboral

El sindicato USO presentó una denuncia en la Audiencia Nacional el 20 de diciembre por considerar que la compañía no ha acreditado las justificaciones para el cierre de las basesen el Archipiélago  y el despido de los trabajadores..

Según publica diariodeavisos.com, el director general de Marketing de la empresa de bajo coste,  Kenny Jacobs, ha insistido en que" el retraso en la entrada de los Boeing 737 MAX ha obligado a la aerolínea a hacer ajustes en una serie de bases que no son rentables no sólo en España, sino en toda Europa", y aseguró que la compañía" seguirá volando a Canarias aunque inevitablemente habrá menos rutas y frecuencias”.

Hay que recordar que los sindicatos ha pedido a esta emprsa a, el traslado del  en personal a otras bases en España, que, según la compañía, sí son rentable, pero Raynair se ha negado.

El coflicto laboral de esta aerolínea de bajo coste comenzó en los primeros meses de 2019 cuando la empresa nunció el cierre de lsus bases en las islas y comenzarón las movilizaciones de sus empelados.