Mirame Tv

El empresario Antonio Plasencia entra en concurso de acreedores sin haber devuelto el dinero de Las Teresitas

El expresidente de la patronal de la construcción y la sociedad ILT declaran su incapacidad para abonar a tiempo sus deudas antes de que el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife haya recuperado los cerca de 100 millones de euros de responsabilidad civil por el pelotazo del frente de playa / La decisión suspende la ejecución de la sentencia penal en la figura del constructor y en la entidad que administra junto a Ignacio González / Los afectados tienen un plazo de un mes para comunicar la existencia de sus créditos

 

El empresario Antonio Plasencia, en la cárcel por el caso Las Teresitas, se ha declarado en concurso de acreedores, antigua suspensión de pagos, antes de que el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife haya recuperado los cerca de 100 millones de euros, resultado de sumar los 53 millones malversados y los intereses generados, que los seis condenados tienen que devolver a las arcas públicas por su responsabilidad civil en el pelotazo del frente de playa.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó este lunes 23 de septiembre dos autos del Juzgado de lo Mercantil Número 1 de Santa Cruz de Tenerife en los que se declara el concurso de acreedores voluntario de Antonio Plasencia, como persona física, y de la empresa Inversiones Las Teresitas (ILT), la sociedad instrumental que el expresidente de la patronal de la construcción creó en 1998 junto a Ignacio González para llevar a cabo la operación urbanística.

Con la estrategia de Plasencia, el empresario consigue que se suspenda, en lo que a su persona se refiere y en el caso de ILT, la ejecución de la responsabilidad económica derivada del delito de malversación por el que fueron condenados. Así lo recoge el artículo 568 de la Ley de Enjuciamiento Civil, que deriva a la legislación concursal el cobro de la indemnización fijada en la sentencia penal.

El concurso de acreedores se produce cuando un empresario, incluso en los casos en los que dispone de bienes suficientes para cubrir todas sus deudas, prevé que no puede pagar sus obligaciones a tiempo por falta de liquidez temporal. Esta figura legal permite, una vez aceptada por un juzgado, que los abonos pendientes puedan ser aplazados.

Antonio Plasencia e Inversiones Las Teresitas, con la declaración del concurso de acreedores, han sido suspendidos de sus facultades de gestión y disposición de su patrimonio, que pasa a estar en manos de los nuevos administradores concursales. El Juzgado de lo Mercantil Número 1 de Santa Cruz de Tenerife ha nombrado a las entidades Legal y Económico Administradores Concursales SLP y Advecon Law & Economics SLP, respectivamente, como responsables de los bienes del empresario y de la sociedad que utilizó junto a Ignacio González para especular con el suelo de la playa.

En los autos judiciales publicados en el BOE, tanto en el caso de Antonio Plasencia como en el de Inversiones Las Teresitas, se otorga el plazo de un mes a los acreedores para comunicar la existencia de la deuda contraída. Según las resoluciones, la administración concursal dispone de cinco días para indicar si los bienes ejecutados "tienen la consideración de necesarios" para la actividad de la empresa.

Entre los acreedores figura el propio Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, que ahora tendrá que dirigirse al Juzgado de lo Mercantil Número 1 para ejercer sus derechos. Será la nueva administración de los bienes de Plasencia e ILT la encargada de decidir ahora cómo se realizan los pagos de las deudas contraídas, lo que puede retrasar aún más la devolución del dinero malversado.

Plasencia ya había aportado una serie de bienes a la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife, encargada de velar por la correcta ejecución de la sentencia de Las Teresitas, pero muy lejos de cubrir la responsabilidad solidaria a la que ha sido condenado junto a otros cinco procesados, entre los que figura Ignacio González, su socio en Inversiones Las Teresitas.

Junto al expresidente de la patronal de la construcción e Ignacio González, también han sido condenados y están en la cárcel por la trama de Las Teresitas Miguel Zerolo, exalcalde de la capital tinerfeña y exsenador; Manuel Parejo, exconcejal de Urbanismo; los funcionarios José Tomás Martín y Víctor Reyes; así como las empresas Promotora Puntalarga, propiedad del propio Plasencia, y Promotora Victoria, ambas de forma subsidiaria.