Mirame Tv

Los veterinarios canarios advierten de la falta de profesionales para hacer más controles de listeriosis en las Islas

Aseguran que en Canarias llama la atención la escasa o casi nula presencia de veterinarios municipales en los ayuntamientos

La listeriosis se ha convertido en la protagonista informativa del verano y la seguridad de los alimentos que ingerimos dentro y fuera de casa en la gran preocupación de muchas familias y de las autoridades sanitarias que deben dar respuesta y tranquilidad a esa preocupación.

Con respecto a esto, desde el Colegio de Veterinarios de Tenerife inciden en que se necesitan refuerzos y una mayor integración. España es bien conocida a nivel mundial por tener uno de los sistemas de trazabilidad de la cadena alimentaria más desarrollados y seguros. Un modelo que sirve de referencia para otros países, pero “siempre se puede mejorar y aplicarlo de manera más efectiva”, según María Luisa Fernández Miguel, presidenta del Colegio tinerfeño.

“Esta alerta sanitaria no nos debe hacer desconfiar sobre la seguridad de los alimentos que consumimos ni tenemos porqué entrar en psicosis o alterar nuestros patrones de consumo habitual.  En este caso, la carne contaminada ha sido retirada, con lo cual no tenemos por qué  evitar el consumo  de  carne ni otros productos,  pero sí debemos aunar esfuerzos, cada uno desde su ámbito, para proteger a los afectados,  fortalecer la vigilancia de los controles, incrementar los recursos de los servicios veterinarios y fortalecer las redes de veterinarios y otros profesionales sanitarios para conseguir la detección precoz”, asegura Fernández Miguel quien, además, apuesta por mejorar la seguridad alimentaria “persiguiendo una mayor calidad sobre todo en la prevención. Tanto en España como en otros muchos países, se precisa la integración de más veterinarios en el sistema sanitario con un doble objetivo: intensificar el control oficial e incrementar el asesoramiento a la empresa privada. El control debe incluir a productores, transformadores, distribuidores y restauradores a lo largo de toda la cadena alimentaria y tendrá que las materias primas, la fabricación, la distribución y la manipulación. Otro pilar fundamental de la actividad veterinaria es el control ejercido por parte de la administración pública competente a través de los programas de vigilancia e inspección. Las inspecciones alimentarias son imprescindibles, pero para que puedan llevarse a cabo de manera exhaustiva y podamos estar seguros de que las cadenas alimentarias y de transformación cumplen todas las normas de seguridad es necesario contar con equipos de inspectores sanitarios acordes en número a los controles demandados, algo que en muchas comunidades autónomas, incluida Canarias, dista mucho de estar al nivel de las necesidades que demandan los consumidores. En Canarias actualmente hay convocatorias en curso y otras pendientes de convocar pero llama la atención la escasa o casi nula presencia de veterinarios municipales en los ayuntamientos de las Islas. Es imprescindible también reducir la sobrecarga de trabajo a la que los veterinarios de estos servicios están lamentablemente acostumbrados, así como los riesgos que se asumen si no se puede optimizar la distribución de los controles sanitarios precisos”.

En relación al brote de listeriosis originado en Andalucía, cabe recordar que en Canarias sólo se ha producido un caso y está relacionado con el consumo de carne de la marca Magrudis SL, cuyos productos ya han sido retirados del mercado. La dinámica de los hechos relacionados con este brote de Listeriosis apunta a que han fallado los procesos de limpieza y desinfección del fabricante, probablemente por un problema puntual relacionado con los protocolos y procedimientos de autocontrol internos de esta empresa. Todas las empresas alimentarias tienen la obligación legal de poner en el mercado alimentos seguros y la base de esa legalidad está en la etiqueta que acompaña e identifica a cualquier producto alimenticio y  que sirve de guía para los consumidores. La etiqueta tiene que incluir información exhaustiva acerca de las características del producto en cuanto a su naturaleza, identidad, cualidades, duración efectiva y sobre todo su origen y procedencia.