Mirame Tv

Cuando el Gobierno de Canarias no hace caso al Gobierno de Canarias

Visocan ignora una resolución del Instituto Canario de la Vivienda sobre un problema de humedades en una Comunidad de Tegueste / Según la resolución "los datos de humedad y temperatura sobrepasan con creces los límites admisibles en una vivienda habitable"

En el año 2011 Visocan, la empresa pública de vivienda canaria, entregó una promoción en la zona de El Portezuelo, en el  municipio de Tegueste, que no ha hecho más que traer quebraderos de cabeza a sus propietarios. La promoción consta de 59 viviendas adosadas VPO promovidas por la empresa Visocan, S.A. y construidas por VVO Construcciones y Proyectos, S.A. Esta Comunidad se encuentra acogida al Régimen General de Viviendas de Protección Oficial, en el apartado de Promoción Privada. Tienen serios problemas de humedades porque los materiales de las viviendas no son los adecuados para una zona tan húmeda como es El Portezuelo, y las paredes y exteriores de sus casas acumulan más de un 90% de humedad ambiental, convirtiéndose en casas que "sobrepasan con creces los límites admisibles de habitabilidad" según el propio Instituto Canario de la Vivienda. Los vecinos, tanto de manera particular como desde la comunidad, han puesto reclamaciones en la Consejería de Vivienda, quien ha fallado a favor de ellos y ha obligado a Visocan a solventar los problemas de sus casas de manera definitiva.Pero la realidad es que las casas siguen teniendo graves problemas de humedad y sus propietarios siguen viviendo en casas con paredes literalmente mojadas.

El Instituto Canario de la Vivienda, en una resolución fechada el 12 de febrero de 2015, reconoce que en esta Comunidad de Propietarios "existe un problema de condensación en el interior de las viviendas que, de entrada, pudiera parecer justificable dada la zona en la que se encuentra la edificación, pero los datos de humedad y temperatura tomados por el laboratorio en distintas viviendas sobrepasan con creces los límites admisibles en una vivienda habitable". El Instituto Canario de la Vivienda, dependiente del Gobierno de Canarias, insta a la empresa pública de vivienda, Visocan, a que realice las obras correctoras precisas "que subsanen de manera definitiva" el problema y pide que se reparen "los daños causados en viviendas y zonas comunes". El Instituto da un plazo a Visocan de 30 días para que remita un informe sobre las actuaciones que se llevarán a cabo. A día de hoy, más de 8 meses después de la emisión de la resolución, tal informe no se ha tramitado ni Visocan ha valorado oficialmente la situación de la Comunidad ante la perplejidad de los vecinos. En el caso de Encarnación Vicente, una de las propietarias, la resolución del Instituto Canario de la Vivienda tras la inspección de su casa, determina que "los datos de humedad y temperatura sobrepasan con creces los límites admisibles de habitabilidad en el dormitorio de la vivienda con un 99,9% de humedad y una temperatura de 17,0 grados centígrados". El Instituto entiende que el promotor de las viviendas, Visocan, "deberá ejecutar obras correctoras" para reparar las "patologías y desperfectos observados" y que han sido causados "por vicios o defectos de los elementos constructivos".

Marta Jiménez también es propietaria y dice que los vecinos están sufriendo un "desgaste físico y psicológico" por las cortapisas que pone la burocracia y la enorme inversión que constantemente hacen para "comprar colchones o muebles". Tanto Encarnación como Marta lamentan que "encima de todo lo que están pasando desde que adquieron las viviendas tienen que aguantar las palabras de a la responsable del Instituto Canario de la Vivienda  (Sulbey González)" que  les ha dicho que "no entiende cómo pueden vivir en estas condiciones".