Mirame Tv

El SCS no opera 'in extremis' a un niño de tres año y lo devuelve a la lista de espera

La intervención no pudo realizarse porque el equipo médico no tuvo en cuenta que el niño tenía problemas de coagulación en la sangre / La familia ha puesto una reclamación pero no ha obtenido respuesta alguna

Jorge, un niño de tan solo 3 años y vecino del municipio de Tacoronte, padece un problema de vegetaciones y amígdalas que le provoca apneas del sueño. Durante esas apneas, Jorge no recibe oxígeno en el organismo correctamente, no descansa bien por las noches y le cuesta respirar. Cada 15 días, y desde hace más de un año, tiene que ser medicado con antibióticos para hacer frente a las numerosas infecciones y fiebre que le provoca su problema. Su familia llevó a Jorge al otorrino hace un año, en octubre del 2014, y el especialista decidió que había que operar al menor. Entró en lista de espera, y desde el Servicio Canario de Salud (SCS) aseguraron a su familia que tardarían un máximo de 90 días en intervenirlo. Al ser menor de 3 años el SCS no pudo derivar a Jorge a un centro privado por lo que los 90 días al final se convirtieron en 12 meses. Hace apenas dos semanas el Hospital Universitario de Canarias (HUC) se puso en contacto con la madre de Jorge, Estrella, para comunicarle la fecha en la que su hijo sería intervenido: el 9 de octubre del 2015.

Antes de esa operación, a Jorge le realizaron una analítica en la que los médicos descubrieron que Jorge padecía un problema en el Factor VII en sangre, es decir, que coagulaba más lento de lo normal. Ese informe fue emitido al equipo que se encargaría de la operación, por si esta circunstancia supusiera un elemento a tener en cuenta durante la intervención. La sorpresa de la familia llegó cuando, ya dentro del quirófano, el anestesista aseguró desconocer que Jorge tenía un problema en la coagulación de la sangre. Los médicos decidieron entonces que no podría ser operado alegando, según la familia, que "el quirófano no estaba preparado si se produjera una complicación durante la operación".  Estrella, la madre de Jorge, asegura que preguntó cuándo podría entonces someterse a la intervención su hijo pero obtuvo por respuesta que el menor "vuelve a la lista de espera y ya te llamaremos".

Estrella reconoce que los médicos "son humanos y se equivocan como todas las personas y todos los profesionales" pero que "es inadmisible que el SCS paralice una operación tras un año esperando y después de una semana de preparativos y nos devuelva a la lista de espera sin una fecha concreta".  Además, Estrella lamenta que su hijo, con la llegada del frío, empeore de sus afecciones y tengan que seguir medicándolo con antibióticos y antihistamínicos para evitar una obstrucción de las vías respiratorias.

La familia de Jorge, el mismo día de la operación que no llegó a celebrarse, remitió una reclamación al centro hospitalario y al sistema sanitario canario para denunciar lo que había pasado pero hasta el momento no ha obtenido respuesta alguna.