Mirame Tv

Dos hermanas con 3 menores a su cargo denuncian haber sido desahuciadas sin una orden judicial a su nombre

El desahucio tuvo lugar en la mañana de hoy / Aseguran haber sido víctimas de una estafa

Aseguran que no tienen a donde ir con sus tres hijos, que durante el desalojo, se encontraban en el colegio. Nereida y Natalia Espino han vivido una mañana difícil cuando varios agentes de la Policía y una comisión judicial se personaron en la mañana de este martes en la vivienda en la que residen desde el pasado mes de agosto. En aquel mes contactaron, a través de una red social,  con un individuo que alquilaba una vivienda en el número 7 de la calle Córdoba en la Vega de San José. Tras llegar un acuerdo, y pagarle los 100 euros que cobraba en concepto de alquiler, comprobaron que se trataba de una estafa porque la casa no estaba en las condiciones pactadas y nunca más pudieron localizar a dicho individuo.

 

 

Con el paso de los meses, las dos hermanas recibieron una notificación de desahucio pero que no iba a su nombre, sino al nombre de la inquilina que previamente a su llegada había residido en este piso. Con la ayuda del Sindicato de Inquilinas de Gran Canaria, Natalia y Nereida aseguran que se había iniciado una negociación con el dueño del piso para retrasar su salida y hacerlo más adelante. “Desde entonces no hemos sabido nada más y de repente esta mañana nos encontramos que llega la Policía a sacarnos con una orden judicial que no está a nuestro nombre” asegura Nereida Espino, que se quejaba de un golpe en la rodilla durante el desalojo, y por el cuál se iba a trasladar a un centro médico para pedir un parte de lesiones minutos después del mismo.

 

Las hermanas Espino también aseguran que en estos meses han solicitado reunirse con los responsables en materia de vivienda del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, recibiendo por respuesta que “hasta que no llegara la orden de desahucio a su nombre, no podían hacer nada”. Durante el mediodía de hoy han iniciado el contacto con las trabajadoras sociales para conseguir una alternativa habitacional para ellas y sus hijos hoy mismo.