Mirame Tv

Adiós a los problemáticos adoquines de Los Menceyes

El Ayuntamiento de La Laguna rectifica y gasta 198.000 euros en asfaltar la avenida / El Cabildo y el Gobierno invirtieron 139.000 euros en retirar el adoquinado del tranvía de La Trinidad hace un año

Los vehículos que circulan por la avenida de Los Menceyes, especialmente los que se mueven sobre dos ruedas, notan desde esta semana el alivio que supone no atravesar el campo de minas en que se había convertido el adoquinado del tranvía. La finalización de las obras llevadas a cabo por el Ayuntamiento de La Laguna, para sustituir el lujoso pavimento anterior por asfalto, ha puesto fin a más de siete años de quebraderos de cabeza, y problemas de seguridad vial, provocados por el mal estado de conservación de la carretera en las zonas anexas a las paradas del metro ligero. El coste: 198.000 euros salidos de las arcas municipales, según confirmaron fuentes oficiales.

Esta es la segunda fase de un proyecto con el que el Consistorio de Aguere pretende rectificar uno de los graves errores que acompañó a la faraónica obra del tranvía: la utilización de adoquines en todas las paradas de la línea 1. El año pasado, gracias a las ayudas destinadas a la mejora de las zonas comerciales abiertas, el piche volvió a ser el único material de la transitada avenida de La Trinidad, en el corazón de La Laguna. En aquella ocasión, las obras corrieron a cargo del Cabildo de Tenerife y el Gobierno de Canarias. En total, 139.000 euros que, sumados a los 198.000 euros gastados en la avenida de los Menceyes, eleva la factura de la sustitución del adoquinado a 337.000 euros. Una cuantía que no se quedará ahí, ya que aún falta por reemplazar una parte importante del trazado que sigue el llamado metro ligero en el municipio de Aguere, en zonas como el campus universitario de Guajara (foto inferior) o Las Mantecas.

Lo más llamativo es que, según confirmaron fuentes de Metropolitano, la empresa responsable del tranvía, cuyo accionista principal es el Cabildo, fueron los propios ayuntamientos los que en su día decidieron que se utilizaran adoquines en vez de asfalto por una cuestión estética. Un capricho que costó muy caro a las arcas públicas, aunque los responsables de la sociedad no pudieron cifrar la cuantía total que supuso el uso de este material, pese a que en aquel momento el precio se incluyó dentro de la obra de la infraestructura. Eso sí, aclararon que es "mucho más costoso", además de que requiere de un gasto elevado en concepto de mantenimiento. De hecho, y a la vista de los problemas que ya había causado, el Consistorio de Aguere descartó esta opción para la línea 2, donde se puede comprobar que no existen adoquines sino piche.

El mantenimiento, precisamente, ha brillado por su ausencia en estos ocho años que lleva el tranvía en funcionamiento. Cuando comenzaron los problemas, a los pocos meses de abrirse las vías al tráfico, la solución que se decidió adoptar no pasó de cubrir con piche los huecos que en el adoquinado producía el tránsito de vehículos. Incluso, algunas de las calles, según ha podido saber mirametv.com, se llegaron a poner en funcionamiento sin esperar el tiempo que los adoquines necesitan para asentarse y resistir mejor el peso del tráfico rodado.

Ahora, el Ayuntamiento de La Laguna ha querido enmendar su error y, con el objetivo de cerrar el grifo constante que supone el asfaltado superficial de las zonas afectadas cada vez que se levantan los adoquines, ha decidido empichar las vías por las que circula el tranvía. Hasta el momento, 337.000 euros procedentes de tres administraciones distintas han cubierto los gastos de unos trabajos que han tenido lugar en las avenidas de La Trinidad y Los Menceyes; una cifra a la que habría que sumar los desconocidos costes de la implantación del adoquinado y del mantenimiento constante a base de parches de asfalto.

Mientras, el otro municipio afectado, y también responsable de que en su día se eligiera la opción más costosa y menos práctica, Santa Cruz de Tenerife, no tiene previsto ningún proyecto para sustituir los adoquines del tranvía, como explicaron a este portal de noticias fuentes del Ayuntamiento capitalino.