Mirame Tv

Entran a robar en las casas de los vecinos desalojados de Paseo de Chil

Denuncian que el concejal no ha cumplido con su palabra de que pudieran entrar para llevarse sus pertenencias de valor / Dos menores fueron detenidos y otros dos consiguieron huir

Los hechos se produjeron en la vivienda de color rojoEn la jornada de ayer dos menores fueron detenidos, y otras dos personas consiguieron huir, cuando efectivos de la Policía se personaron en las viviendas afectadas por el desalojo, tras el derrumbe del muro del Paseo de Chil el pasado 11 de abril, después de que un vecino viera como entraban por una azotea y llamara al 112.

 

Al llegar los efectivos a la vivienda dos menores fueron pillados in fraganti y detenidos. Otras dos personas lograron huir. Inmediatamente se contactó con el propietario de la casa, Aridane Hernández Rodríguez, que hasta el derrumbe vivía ahí con su mujer, dos hijos y su suegra. Desde entonces están todos realojados en el Hotel Valencia de la capital grancanaria.

 

Aridane ha denunciado a este medio la impotencia que siente después de que el concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Javier Doreste, “haya incumplido su palabra de dejarnos entrar hace tres semanas para retirar los objetos de valor, ya que sabíamos que esto podía pasar en cualquier momento”. Añade que “no es lo único en lo que han incumplido, nos aseguraron que habría vigilancia permanente y desde el pasado sábado han retirado la unidad de policía que había en el lugar constantemente”.

 

Después del desalojo del 11 de abril, las familias pudieron entrar muy brevemente a las viviendas en dos ocasiones acompañados por bomberos para recoger las pertenencias más importantes. Aún así, los vecinos denuncian que siguen necesitando ropas medicamentos o uniformes que no les dio tiempo a llevarse dada la rapidez de las dos entradas. Además, el compromiso con Doreste habría sido que pudieran entrar con más tiempo para llevarse pertenencias de valor ante posibles robos como el que finalmente ha sucedido.

 

Aridane Hernández ha interpuesto denuncia en la comisaría de la Policía Nacional de Las Palmas de Gran Canaria por el robo, pero sin saber ni poder detallar qué se han llevado exactamente, ya que sigue sin poder entrar a su vivienda para comprobarlo. “En la casa quedaron joyas, relojes, cámaras, consolas, huchas de mis hijos y electrodomésticos de valor que teníamos que habernos llevado ya, porque sabíamos que esto podría pasar”.

 

En la tarde de este viernes los vecinos afectados por el desalojo han convocado una rueda de prensa para denunciar lo que consideran que son incumplimientos del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria de los compromisos adquiridos con ellos tras el desalojo.