Mirame Tv

Noche del fuego... prohibido

Granadilla hace cumplir su ordenanza municipal 7 años después de ser aprobada / Decenas de personas se quedan sin hogueras ni chuletadas en la playa del Médano / Paradoja entre el título elegido para la fiesta temática “Noche de Fuego” y la prohibición municipal

Se quedaron con las ganas. Centenares de personas que ayer acudieron a la Playa del Médano, en Granadilla de Abona, para festejar la tradición de las hogueras en vísperas de San Juan no salían de su asombro. Una ordenanza municipal prohibía el encendido de ningún tipo de fuego ni barbacoas en la arena a pesar de tratarse de la noche más corta del año, esa en la que todos quieren purificarse y quemar todo lo malo. La polémica llega porque se trata de la Ordenanza Municipal de Uso y Disfrute de Playas que está aprobada desde el mes de octubre de 2008, sin embargo, ha sido este año cuando desde las autoridades municipales han decidido dejar de hacer la vista gorda, 7 años después, y obligar a su cumplimiento. Varios agentes de la Policía Local se iban acercando a los insistentes sanjuaneros para advertirles de las consecuencias, con faltas leves que van hasta los 300 euros, de incumplir la ordenanza.

La Ley de Costas delega en los ayuntamientos la competencia sobre la seguridad y salubridad de estos espacios públicos y, a pesar de que varios tienen ordenanzas que prohíben encender fuegos en cualquier momento del año, algunos consistorios hacen la vista gorda en la noche de San Juan. Es lo que, sin ir más lejos, han venido haciendo en El Médano hasta ayer. Pedro Díaz, técnico de Medio Ambiente y Turismo del Ayuntamiento de Granadilla de Abona, insiste en que la cercanía de esta playa con la Reserva Natural Especial de Montaña Roja hace que se tenga que prestar especial atención al cumplimiento de la normativa en esta zona.

Desde las seis de la tarde la plaza central acogía diferentes actuaciones musicales en una nueva edición de la, curiosamente llamada, ‘Noche del Fuego’ organizada por la Asociación de Empresarios y Comerciantes del núcleo (ASEC) y la colaboración de la Agencia de Empleo y Desarrollo Local (AEDL) y la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Granadilla de Abona. Como viene siendo habitual, El Médano se ha convertido en uno de los puntos fuertes de la noche sanjuanera en el sur de Tenerife y uno de los principales de la isla en cuanto a la afluencia de miles de personas y, en la noche de ayer, volvieron a cumplirse las expectativas de afluencia.

Adriana, una asidua a esta playa en cada 23 de junio:  “es la primera vez que veo que la gente no puede hacer hogueras, al menos el año pasado había. La gente está decepcionada porque viene con la ilusión de cumplir sus rituales y la tradición, y aquí está la policía diciéndoles que si hacen fuego les multan. Aún así pude ver como algunos hacían fuegos muy pequeños y rápidamente quemaban lo que traían escrito”.

Desde el ayuntamiento de Granadilla de Abona aseguran que, con la celebración de este evento, desde el Consistorio se trata de impulsar la actividad comercial de esta zona de la costa granadillera, aprovechando el significativo número de personas que se acerca hasta El Médano en esta fecha. Algunos de los asistentes, sin embargo, aseguraban anoche que no volverían más al Médano en la mal llamada “Noche del fuego” por los organizadores, si se vuelven a prohibir las hogueras en años venideros.

El multitudinario encuentro musical contó con  la actuación de la comparsa local ‘Las Kuliquitacas del Sur’, ‘Danza africana’, ‘Therjo Funk Goove’, ‘A Contratiempo’ y ‘Ni un Pelo de Tonto’, entre otros.

Así quedó la playa

A pesar de las diferentes campañas de concienciación, muchos deciden dejar su basura tirada en la playa en esta noche especial. A primeras horas los servicios de municipales de limpieza se hacían cargo de devolver la normalidad a la playa y retirar kilos de basuras y peligrosas botellas de cristal. Precisamente la complicada eliminación de elementos punzantes, como clavos de objetos de madera que eran quemados cada año, son uno de los principales argumentos del Consistorio para decidirse a hacer cumplir la prohibición de forma definitva.