Mirame Tv

CC y PSOE iniciaron sus primeros contactos tres meses antes del 24M

La cúpula nacionalista mantuvo un encuentro en Ferraz con el secretario general, Pedro Sánchez, ante el temor socialista de un posible acuerdo previo entre Fernando Clavijo y el PP de Soria

Coalición Canaria (CC) y el Partido Socialista Canario (PSC) mantuvieron un encuentro discreto tres meses antes de las elecciones. Y lo hicieron para acercar posturas con la intención de fraguar un posible pacto en Canarias ante el temor que en aquel momento existía en las entrañas socialistas por un posible acuerdo previo entre la CC de Fernando Clavijo y el PP de Soria. La cita se produjo el pasado 10 de febrero y los líderes de ambas fuerzas iniciaron sus primeros contactos en una reunión celebrada en Ferraz y ante la presencia nada más y nada menos que del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. Al encuentro asistieron José Miguel Barragán, secretario general de CC, Ana Oramas, diputada nacional por Santa Cruz de Tenerife, Fernando Clavijo, candidato a la Presidencia, y el secretario general del PSC en el municipio de La Laguna y vocal de la Ejecutiva Federal, Javier Abreu. 

Lo cierto es que el cónclave político no tenía otro objetivo que el mencionado con anterioridad: despejar dudas entorno a una rumorología que apuntaba a una supuesta firma de un acuerdo previo entre nacionalistas y conservadores. Los socialistas parece que no andaban mal encaminados puesto que Clavijo y uno de sus hombres de máxima confianza, el secretario de Organización, José Miguel Ruano, habían mantenido de antemano discretos contactos con altos dirigentes del PP canario para fraguar, de esta manera, un posible acuerdo entre ambas organizaciones. 

Y más cuando CC en Tenerife había logrado deshacerse del principal obstáculo para acercarse al PP. O sea, cumplir el objetivo de truncar las intenciones del adversario Paulino Rivero de convertirse de nuevo en candidato a la reelección. Cabe recordar que la nutrida representación que aupó a Clavijo a la candidatura -liderados todos ellos en la sombra por el fundador de ATI Manuel Hermoso- no escondía su deseo de pactar con la formación conservadora sobre todo porque el actual Gobierno canario, liderado por Rivero y José Miguel Pérez, permanecía en una constante confrontación con el Estado.

Una circunstancia que nunca vio con buenos ojos la vieja guardia de CC que, incluso, llegó a escenificar su disponibilidad a un pacto con el PP. Pero los populares tampoco ocultaron su deseo. De hecho, su discurso no estuvo centrado en la organización nacionalista sino especialmente en la figura del presidente Rivero, hecho que generó, sin duda, la sospecha de que CC en Tenerife siempre fue proclive a un pacto con el PP. Sin embargo, la estrategia entre ambos partidos sufrió un giro tras los pasados resultados electorales.

En CC no esperaban el batacazo del PP, que obtuvo tan sólo 12 diputados, mientras que CC cosechó 18 y el PSC de Patricia Hernández logró 15, siendo la fuerza que más votos obtuvo. Nacionalistas y socialistas negocian ahora un pacto que comenzó a construirse en Ferraz tres meses antes de las elecciones, y pese a que en la actualidad fijan posiciones de manera formal, lo cierto es que algunos varones de CC también mantienen conversaciones telefónicas con altos cargos del PP. Las cartas están sobre la mesa aunque todo parece indicar que el pacto, en principio, será entre nacionalistas y el PSC. A no ser que Clavijo y su entorno protagonice un giro repentino hacia los populares, aunque si se diese el caso tendrían que contar con los tres diputados cosechados en La Gomera por Casimiro Curbelo.