Mirame Tv

Un perito desacredita al testigo que acusó a la Policía de falsificación

El experto que analizó los 'papeles' de Bárcenas concluye que la firma que aparece en un oficio del 'Caso Corredor' es la de Tacoronte / La acusación pide que declare junto a Clavijo como imputados

No las tiene todas consigo el periodista Isaac Tacoronte, uno de los antiguos propietarios del pub Sketch y testigo en el Caso Corredor, que el 8 de enero de 2015 acusó a un instructor de la Brigada Provincial de la Policía de Judicial de haber falsificado su firma en un atestado incluido en el sumario de la operación. Un informe elaborado por el perito judicial José Guillermo Pastor Vázquez, el experto que corroboró la autoría de los papeles de Bárcenas, desacredita la versión del actual responsable de comunicación del Ayuntamiento de Santa Cruz al concluir de forma tajante que la rúbrica que aparece en el oficio es suya.

En el informe, al que ha tenido acceso mirametv.com, se asegura que "los estudios y parámetros técnicos realizados nos indican que la firma del documento dubitativo habría sido realizada por la misma mano que hizo las firmas del documento indubitado (cuerpo de la escritura judicial), es decir, don Isaac Tacoronte Peña". Con esta nueva prueba, que se suma a la pericial que ha corroborado que el audio que dio inicio a las diligencias no fue manipulado, la acusación particular, en un escrito del pasado 7 de mayo, y a la espera de que se resuelva el recurso de reforma subsidiario de apelación, ha solicitado que se cite a declarar como imputados al periodista y al alcalde de La Laguna y candidato autonómico de Coalición Canaria (CC), Fernando Clavijo.

Según el oficio policial, Isaac Tacoronte prestó declaración ante dos inspectores del Grupo de Delitos Económicos los días 22 y 23 de febrero de 2010. En el informe se destaca que el periodista incurrió en "constantes contradicciones", tras negar todas las acusaciones realizadas por su expareja, lo que los agentes interpretaron como un intento de "mantenerse al margen",  pese a que existen indicios de que era conocedor de todo: "de las reuniones con Fernando Clavijo, del acuerdo tácito para cerrar el local más tarde de lo que la licencia les permitía, de la promesa de Fernando Clavijo sobre el archivo de los expedientes, diciendo que los policías no se ratificarían y diciéndoles lo que debían alegar", según se expone en la documentación incorporada al sumario del caso.

Con esos antecedentes, el 8 de enero, el día de su testimonio judicial, y al ser cuestionado por las contradicciones ante la Policía, Tacoronte declaró ante el juez que sólo reconocía una de las actas, la del día 22 de febrero de 2010. Ante la grave acusación de que los inspectores de la Brigada Provincial habían falsificado, no solo su firma, sino todo el atestado del día 23, el instructor tomó varias muestras de la rúbrica del testigo y fijo para el pasado 17 de marzo la prueba caligráfica. Nunca se llegó a realizar porque, solo unos días antes, el Tribunal Superior de Justicia de Canarias admitió a trámite una querella del principal imputado en la Operación Corredor, el empresario Evaristo González, contra Pamparacuatro, que tuvo que apartarse del caso hasta que, la semana pasada, la causa se archivó de forma definitiva.

Hay que recordar que Isaac Tacoronte fue contratado en 2011, un año después de presentarse la denuncia y de declarar ante la Policía Judicial, como responsable de comunicación de la campaña electoral de José Manuel Bermúdez, compañero de partido de Fernando Clavijo, y candidato entonces al Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife. Tras los comicios, y al obtener el político de CC la Alcaldía, fue incorporado al Gabinete de Prensa del Consistorio capitalino, donde aún continúa.

 

Informe pericial

El informe pericial, que consta de un total de 18 folios, realiza un análisis minucioso de diferentes variables que se consideran necesarias en la ciencia grafológica para determinar la autoría de una escritura. Pastor Vazquez corrobora en sus conclusiones que "la morfología y fisionomía de las firmas tienen la misma estructura, como se ha podido observar de los trabajos realizados, en los trazos, levantamientos, extensión absoluta y relativa de inclinación".

También asevera el prestigioso perito que "en todo el proceso grafométrico se aprecia un índice de proporcionalidad simétrico", a lo que añade que “las afinidades y disgrafías, tomados en consideración los puntos de ataque, finales, los gestos tipo y los rasgos", constatan el hecho de que "las firmas dubitadas poseen la misma constante gráfica que las firmas indubitadas". En el peritaje se analizaron, a su vez, otros parámetros, como la presión, la velocidad, la dirección, la forma y la dimensión del trazo.

Pastor Vázquez recuerda que "el informe realizado se ajusta, en su totalidad, a las exigencias marcadas por reiterada jurisprudencia del Tribunal Supremo, que resultan absolutamente imprescindibles en cualquier dictamen pericial caligráfico para posibilitar que el mismo se encuentre al altísimo nivel de precisión, calidad y profundidad de análisis de la escritura que permite la evolucionada grafotecnia de nuestros días".