Mirame Tv

El Gobierno dejó de gastar un millón de la PCI ante el asombro de los trabajadores sociales

La Audiencia de Cuentas apercibe al Gobierno por no ejecutar la totalidad del presupuesto entre 2012 y 2013 / La presidenta del Colegio de Trabajo Social de Tenerife dice que la noticia les produce "un dolor enorme como profesionales"

La Audiencia de Cuentas es tajante con la gestión del presupuesto de la Prestación Canaria de Inserción (PCI) por parte del Gobierno autonómico: “Durante los ejercicios 2012 y 2013 no se ejecutó la totalidad del crédito disponible, ascendiendo la inejecución a 237.639 euros y 696.053 euros respectivamente". Es decir, casi un millón de euros de lo presupuestado para pagar las ayudas reconocidas de la PCI no se ejecutó, a pesar de que miles de familias tenían aprobada la ayuda y estaban a la espera del dinero. Es tan solo un extracto del último Informe de Fiscalización de la Gestión de las Ayudas de la PCI. En el argumentario de ese informe, la Audiencia explica que por entonces el Gobierno aseguraba que no era "suficiente la dotación presupuestaria para hacer frente al pago de las ayudas solicitadas y valoradas positivamente, quedando pendientes de resolución al carecer de crédito”.

Hace tan solo una semana fue la propia presidenta del Colegio de Trabajo Social de Santa Cruz de Tenerife, Iris Gómez, quien daba la voz de alarma en nombre de los dos colegios de trabajadores sociales de Canarias porque el presupuesto que el Gobierno tenía previsto para la PCI en este 2015 "se agotó hace un mes". Iris Gómez insistía además en un dato preocupante, "se estima que 47.000 familias en las Islas siguen esperando por esa prestación". Ante el reciente informe de la Audiencia de Cuentas, Gómez asegura que desde el Colegio de Trabajo Social no tenían conocimiento de la información y que la noticia “nos produce un dolor enorme como profesionales”. Iris Gómez lamenta que el Gobierno canario “no se siente con los trabajadores sociales para conocer el caso de familias que llevan tiempo esperando por la PCI, sin ingresos, con varios hijos a los que mantener y que, aunque su prestación está aprobada, tenemos que decirles que se ha acabado el presupuesto”. Tras este informe que sacaba a la luz el pasado domingo el periódico El Día, desde el Colegio de Trabajo Social considera que se está produciendo “un alejamiento de la justicia social en la que se había avanzando en los últimos años”. Iris Gómez dice que los trabajadores sociales han salido en la prensa y a la calle “para pedir un aumento del presupuesto y ahora resulta que no había que aumentar ese presupuesto sino dedicar la totalidad de lo presupuestado a la PCI”. Gómez señala que el colectivo se ha quedado “sin palabras” y pide a los políticos que están y a los que vienen “humanidad y que gestionen desde el sentimiento y desde el corazón”.

La Audiencia de Cuentas, en ese informe en el que apercibe al Gobierno, recomienda al ejecutivo, “dada la naturaleza de esta ayuda”, que “debería haberse consumido en su totalidad el presupuesto, paliando así en parte la situación de los expedientes en situación de prebastanteo (ayudas solicitadas y valoradas positivamente, pero que han quedado pendientes de resolución al carecer de crédito)". Actualmente, la Prestación Canaria de Inserción, y según la Red en Defensa de los Servicios Sociales Públicos de Canarias (Redesscan), sólo llega a uno de cada 17 hogares del Archipiélago que la necesitan de forma urgente.