Mirame Tv

SXTF retira su candidatura en Arico por la imputación del número dos

Álvaro Arbelo, primer teniente de alcalde, está siendo investigado por un presunto delito de cohecho, prevaricación y fraude en adjudicación de contratos. El candidato de la coalición era Leopoldo Torres

La dirección de SXTF-Los Verdes ha registrado en la Junta Electoral la petición de retirar su candidatura en Arico tras conocer la situación judicial que golpea a su número dos en la lista, Álvaro Arbelo. La decisión fue tomada el pasado sábado por unanimidad de todos los integrantes de la coalición, pues consideraron que el perfil del político sureño va en contra de los estatutos internos de la alianza de partidos.

De hecho, los máximos responsables de SXTF-Los Verdes recuerdan que el artículo 43.1 de los estatutos apuesta por la trasparencia "y el respeto a la legalidad frente a la corrupción", al tiempo que reprueban el transfuguismo. Y es que Arbelo sigue formando parte del grupo de gobierno pese a que en su momento causó baja como militante de Coalición Canaria (CC). El candidato al que se le han visto truncadas sus aspiraciones era Juan Leopoldo Torres.  


La investigación sobre Álvaro Arbelo y el exalcalde, Eladio Morales -también imputado-, comenzó en el año 2012. Agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil indagaron un caso de estafas inmobiliarias con hipotecas, donde los solicitantes abandonaron el país sin abonarlas, gracias a un entramado donde algunos de sus miembros están acusados de falsedad documental, blanqueo de capitales y pertenecían a grupo criminal. 

Los investigadores, según publicó en su momento el periódico El Día, descubren que un empresario de origen hindú detenido en la operación recibió supuestamente diferentes adjudicaciones para la realización de obras por parte del Ayuntamiento de Arico. 

 

Investigación en curso

Al parecer, el empresario en cuestión controlaba al resto de sociedades que trataban de concurrir al concurso público municipal, que o bien ofrecían una cantidad más elevada que la máxima establecida por el ayuntamiento sureño, o bien no llegaban a presentar ninguna propuesta económica. Así, el empresario se aseguraba la realización de los trabajos. 

El mismo rotativo tinerfeño publicó también una serie de detalles de la investigación que llaman la atención. El empresario, según trascendió, no tenía operarios ni maquinaria para hacer las obras, por lo que la subcontrataba a otras empresas de construcción y él se aseguraba un margen de beneficio por ejercer de "intermediario". 

En la declaración ante el juez, el empresario reconoció que no tenía empleados ni maquinaria, pero negó que entregara dinero a Arbelo para lograr la adjudicación de obras. El primer teniente de alcalde negó el delito de cohecho y la investigación sigue en curso.